Macchiavello estimó que, de levantarse estas medidas para abril, se podrían recibir hasta junio 200 mil pasajeros.  (Foto: AFP)
Macchiavello estimó que, de levantarse estas medidas para abril, se podrían recibir hasta junio 200 mil pasajeros. (Foto: AFP)
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Más del 90% de las operaciones del se ha visto afectada con las medidas adoptadas por el gobierno para enfrentar la pandemia. Para la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur), se debe promover el turismo extranjero que recibe hasta 10 veces más de lo que destina un turista nacional en un viaje.

Según datos de Mintetur y PromPerú, en el 2019 un total 4,12 millones de visitantes extranjeros llegaron al Perú, de los cuales el 65% lo hizo por recreación, ocio y comercio, consumiendo bienes y servicios turísticos como hospedajes, restaurantes, tours, movilidad, guías, artesanías, entre otros. En promedio permanecían en el país 10 noches con un gasto aproximado de US$ 1,040 por persona.

MIRA: Trip Go: la agencia que reemplazó los viajes presenciales por las experiencias virtuales

Mientras tanto, en 14,3 millones de viajes vacacionales anuales, los turistas nacionales gastaron en promedio por viaje S/ 476.

Actualmente, para los viajeros que vienen desde el exterior se exige una prueba PCR negativa realizada con un tiempo no mayor a 72 horas, además de una cuarentena de 14 días, la misma que se puede levantar al sexto día si se presenta otra prueba negativa. Además, para vuelos nacionales también se exige la prueba molecular negativa.

Para Enrique Quiñones, vicepresidente de Apotur, dichas medidas inhabilitan cualquier posibilidad de viaje al Perú. Por ello solicitan que el Gobierno les dé una fecha para levantar estas restricciones.

Indicó que el turista internacional no viaja espontáneamente, sino que necesita entre 2 a 3 meses de anticipación, y el hecho de no tener una fecha hace que no se planifique el viaje. Lo mismo ocurre, dijo, con el turismo corporativo, porque nadie va a enviar a un funcionario a otro país para que esté seis días de cuarentena. “Por eso los viajeros eligen otros destinos, que piden la PCR pero no piden hacer cuarentena”, sostuvo.

Como gremio, son dos los pedidos que le hacen al Ejecutivo. Por un lado, piden que se permita el ingreso de turistas levantando la cuarentena focalizada para viajeros, y en su lugar presentando una prueba molecular negativa (PCR) o un certificado de vacunación. Asimismo, piden la extensión de plazos de los préstamos Reactiva para toda la cadena de valor del turismo, sin excluir a empresas por tamaño o clasificación.

Quiñones estimó que de levantarse estas medidas para abril, se podrían recibir hasta junio 200 mil pasajeros. No obstante, para llegar a niveles prepandemia podrían pasar tres años hasta volver a lo que teníamos en el 2019, “pero eso solo lo vamos a saber hasta que nos den la posibilidad de poder vender los destinos”.

PROMOCIÓN INTERNACIONAL

En la misma línea, Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), apuntó que al respecto han hecho varias propuestas al Gobierno para que el turismo receptivo evite obstáculos y trabas, porque hoy día la cuarentena es el primer impedimento que tiene cualquier turista que quiere venir al país.

“Debería eliminarse la cuarentena, exigirse la prueba PCR saliendo del aeropuerto y en el trascurso del día te avisan si es positivo o negativo en el hotel que has registrado. Si la prueba sale negativa, puedes hacer tu vida normal. Eso funciona en Corea y Japón”, argumentó.

Asimismo, propuso tener un protocolo para los que están vacunados, porque resulta absurdo obligarlos a hacer cuarentena. En ese sentido, pidió que, tal como en Egipto o Turquía, los trabajadores de turismo sean vacunados inmediatamente para atender a los viajeros.

Canales comentó que a la fecha apenas se llega a 10 mil turistas internacionales al mes, los que principalmente vienen por trabajo. Ante esta situación, se necesita que el Ejecutivo lleve a cabo campañas de mantenimiento en los principales mercados. “Los primeros que vendrán al país son de países vecinos como Chile, Argentina, Brasil, Colombia, luego norteamericanos y luego los europeos, y debemos estar preparados”.

TE PUEDE INTERESAR