Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Economía

¿Qué hará el MEF para que el PBI crezca 3,6% este año?

El MEF detalló su plan económico para alcanzar su proyección de crecimiento para el 2018. La normalización del sector construcción será fundamental para lograr los pronósticos, dicen expertos

Economía peruana

(Foto: El Comercio)

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó ayer su Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas (IAPM) 2018-2021, en el que brinda detalles sobre su nuevo estimado de crecimiento del PBI nacional este año de 3,6%. En dicho documento, el MEF da más luces sobre su plan de impulso económico, el cual permitiría alcanzar las previsiones tanto de este año como hacia el bicentenario. Para el 2021, se proyecta llegar a un crecimiento del 5% y haber cumplido con la reducción del déficit fiscal a 1% del PBI.

EL CÓMO
La propuesta del MEF descansa en cinco pilares, varios de los cuales ya ha venido anticipando. Así, destacan: medidas inmediatas de política y administración tributaria, que tienen el propósito de fortalecer las cuentas fiscales y generar los espacios para la sostenibilidad fiscal. Además, plantea un ‘shock’ de inversión pública, impulsar la inversión privada y la productividad, y reducir los gastos no críticos.

“En ausencia de acciones [de impulso], la actividad económica se estancaría en una senda de menor crecimiento con tasas de alrededor de 3%”, indica el MEF. “Con relación a las finanzas públicas, en el escenario pasivo en el que no se implementan medidas fiscales creíbles, el déficit continuará en niveles elevados e insostenibles y la deuda pública sobrepasaría el límite establecido [...] de 30% del PBI”, advierte.

Con respecto a las proyecciones para este año, el MEF ve con algo más de optimismo la demanda interna: prevé que crezca 3,8%; 0,2 puntos porcentuales más que lo esperado en agosto del año pasado. Esto se explica por un incremento fuerte en el pronóstico para la inversión privada, que crecería 4,5% (en agosto era 3,5%).

Por el lado del sector público, en línea con la idea de austeridad para hace espacio fiscal al aumento de la inversión pública de 17,5% (meta que se mantiene inalterada), el MEF recortó el estimado de crecimiento del gasto corriente a más de la mitad. Hace seis meses anticipaba que este gasto aumentaría en 5%, pero ahora se espera que el incremento sea de 2%. Esto es una meta desafiante, pues el gasto corriente creció 7% anual en términos reales en el primer trimestre, a pesar de que las reglas fiscales para el 2018 permiten un alza de solo 4% en el acumulado del año.

MEF

(Infografía: Jean Izquierdo)

Si bien los cambios en las proyecciones no son significativos, sí existe un riesgo asociado a la inversión pública, que se espera sea el gran motor de crecimiento este año, señala Juan Carlos Odar, director ejecutivo de Phase Consultores. De todo el gasto público de capital –advierte– solo un tercio depende del gobierno nacional y lo demás de subnacionales.

“Me queda la duda de cómo va a evolucionar la inversión pública considerando que no hay reelección. ¿Qué voluntad pueden tener las autoridades si ya no les va a servir? Puede hacer que la inversión pública sea lenta. Se requieren esfuerzos de coordinación muy grandes, difíciles de lograr en un contexto electoral. Me parece bastante complicado pensar en el 17,5%; diría que es factible un 14% o 15%”, sostiene.

Los economistas Hugo Perea y Luis Alberto Arias coinciden en que la proyección de crecimiento de 3,6% para este año del MEF es alcanzable. Pero advierten que dependerá mucho de la efectividad del ‘shock’ de inversión pública planteado por el gobierno.

“El 3,6% también estará condicionado a la normalización del sector construcción y ahí estamos a la espera del reglamento de la Ley 30737, que esperamos pueda asegurar que el desempeño del sector se recupere, porque mucha de la obra pública va a depender de que haya empresas que puedan realizar estos proyectos”, sostiene Perea, quien es economista jefe para el Perú del BBVA Research.

¿AJUSTE SEGURO?
Un tema clave dentro de las nuevas proyecciones del MEF es la trayectoria esperada del déficit fiscal en los próximos años; que se ha mantenido inalterada. Así, la expectativa sigue siendo un déficit pico de 3,5% del PBI este año y una convergencia gradual hasta 1% del producto en el 2021.

Para lograr esta consolidación, la receta del MEF pasa por dos pilares ya conocidos: elevar los ingresos y recortar la ‘grasa’ dentro del gasto corriente, para no afectar la inversión pública. Así, busca aumentar la presión tributaria de 12,9% en el 2017 a 15,3% al 2021 y reducir los gastos no críticos, cada año, en alrededor de los S/2.000 millones.

El informe del MEF detalla que una mayor recaudación requerirá, entre otras medidas, alinear los impuestos selectivos en función a externalidades negativas, corregir distorsiones en los regímenes del impuesto a la renta a empresas y personas, publicar el reglamento de la norma antielusiva y racionalizar las exoneraciones.

Respecto al ajuste de gastos “no críticos”, se incluyen gastos en difusión e imagen institucional, organización de eventos y celebraciones, viajes, impresiones; además de establecer medidas de “gasto eficiente” en alquileres, compra de vehículos y su uso.

Si no se mejora radicalmente la recaudación, la trayectoria de consolidación fiscal no se va a poder lograr, estima Juan Carlos Odar. “Eso implica pensar en una reforma tributaria integral, no solo las ideas de eliminar exoneraciones que se puedan”, explica.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada