Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Economía

Incertidumbre afecta la confianza de los hogares

Consumidores se mantienen pesimistas por segundo mes consecutivo, según estudio de Apoyo Consultoría. Debilidad del empleo e inflación también están entre las causas

Índice de Confianza del Consumidor

(Foto: El Comercio)

El Índice de Confianza del Consumidor (Indicca) en Lima Metropolitana, elaborado por Apoyo Consultoría, terminó en 49 puntos en marzo, lo que implicó que las familias continúan pesimistas por segundo mes consecutivo en el año.

Un índice arriba de los 50 puntos indica que las expectativas de los consumidores sobre la economía y sus finanzas son optimistas y debajo de esa cifra son pesimistas.

Los consumidores tanto de los segmentos de ingresos altos como bajos están pesimistas, según la consultora, por la debilidad del mercado laboral y la situación política a la que ha llegado el país con el tema de la vacancia y las discrepancias entre poderes del Estado.

“La agudización de la crisis política ha afectado la actividad y con ello las expectativas de los consumidores. La falta de certeza de que se ejecuten proyectos importantes ha afectado las perspectivas de empleos de las familias”, dice Donita Rodríguez, jefa de Análisis Macroeconómico del área de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría.

Apoyo Consultoría señala que, en el mes, uno de cada tres consumidores declaró que las condiciones para conseguir empleo fueron peores que las de hace un año. Esta percepción está en línea con la fragilidad del empleo asalariado, que en febrero cayó a la peor tasa en cinco años (-2,4%).

Índice del Confianza del Consumidor

(Infografía: Jean Izquierdo)

FACTOR INFLACIÓN
A lo anterior –anota Apoyo Consultoría– se sumó el incremento del precio de algunos servicios básicos que generó presiones adicionales sobre el presupuesto de las familias. Entre estos servicios destacaron las matrículas escolares y las tarifas eléctricas, según la firma.

En febrero, uno de los principales grandes grupos de consumo que explicaron el resultado de la inflación en Lima Metropolitana (0,25%) fue el de alquiler, combustibles y electricidad. Los precios aumentaron en 1,28%, sobre todo por efecto del reajuste de las tarifas de electricidad residencial en 3,2%, a partir del 4 de febrero. Esto se debió a la actualización de los precios de generación, transmisión y distribución, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INEI).

“De hecho, el 80% de los hogares manifestó haber percibido un aumento en los precios de los bienes y servicios respecto de hace un año [72% en febrero del 2018]. Este deterioro ha sido mayor en los hogares de ingresos altos [NSE AB]”, indica la consultora.

Cifras del INEI precisan que los precios del grupo de servicios de esparcimiento, diversión, culturales y enseñanza aumentaron en 0,29%, por el movimiento estacional de precios del inicio de la temporada escolar. Así, en promedio, la matrícula en los colegios particulares aumentó en 4,2%, en tanto que la de los colegios estatales lo hizo en 3,2%.

Apoyo Consultoría proyecta que, en tanto persista la debilidad del mercado laboral y la incertidumbre política, los hogares seguirán manteniéndose cautelosos en sus decisiones de consumo.

“Desafortunadamente, aún no se observan señales de mejora en estos dos ámbitos”, dijo la firma.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada