Trabajadores de la construcción en el sitio de Nord Stream 2 en Lubmin, Alemania. (Foto: agencias)
Trabajadores de la construcción en el sitio de Nord Stream 2 en Lubmin, Alemania. (Foto: agencias)
Agencia Bloomberg

La inflación alemana se desaceleró inesperadamente luego de que medidas de alivio temporales implementadas por el Gobierno redujeran la presión sobre las familias y las empresas que se han visto afectadas por un aumento récord en los precios.

Menores impuestos al combustible y costos del transporte público con descuento ayudaron a frenar el crecimiento de los precios al consumidor al 8,2% en junio frente al 8,7% de mayo, según datos publicados el miércoles. Los analistas encuestados por Bloomberg esperaban un aumento al 8,8%.

MIRA | Revisión unilateral de contratos de concesión sería inconstitucional

Si bien brinda un respiro a la propia Alemania, la lectura no impedirá que el Banco Central Europeo (BCE) eleve el próximo mes las tasas de interés por primera vez en más de una década. La presión inflacionaria sigue siendo intensa en otros de los 19 miembros de la eurozona: España informó más temprano una sorpresiva alza a un máximo histórico del 10%, desafiando los esfuerzos de los políticos para frenarla.

Autoridades del BCE reunidas en su retiro anual de política monetaria en Portugal están de acuerdo con el plan de iniciar una serie de aumentos de tasas a partir de julio, y algunos países en la región del Báltico –donde la inflación supera el 20%– alientan a que se consideren alzas más grandes de lo planeado para llevar el crecimiento de los precios hacia el objetivo del 2%.

La desaceleración de Alemania podría extenderse hasta el próximo mes, cuando se elimine un cobro por energía renovable sobre los precios de la electricidad, pero es probable que las presiones subyacentes sobre los precios se mantengan altas, según el economista de Berenberg Salomon Fiedler.

LEE TAMBIÉN | Economía peruana en la región: crecimiento será más lento e inflación interanual de mayo es la mayor en 24 años

Pierre Wunsch, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, advirtió el miércoles en una entrevista que es posible que el banco deba elevar las tasas más de lo que quiere si la inflación lleva a los gobiernos a gastar montos cada vez mayores para proteger a los hogares.

Eso sugiere que medidas como las de Alemania, que han disminuido los precios temporalmente, podrían terminar teniendo consecuencias no deseadas en el futuro.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más