jessica rodriguez
jessica rodriguez
Maricielo Garvan

Jéssica Rodríguez, quien recibió hace unos días el premio de Empresaria Exportadora 2018 por parte de Prom-Perú y el Mincetur, soñó desde niña con ser embajadora del país. Ahora que, en cierto modo, lo es, la empresaria relata su gran salto a la

— ¿Cómo fue su paso de ejecutiva bilingüe a empresaria en este sector?
Ha sido una aventura constante, un gran deseo de aprender, mejorar y crecer. El tener metas anuales me ayudó mucho.Luego quedé totalmente enamorada del comercio internacional en el y cuando decidimos emprender con mi esposo, Jorge Castillo, nos dimos cuenta de que teníamos la gran responsabilidad de la gente que estaba apostando por nosotros. Estoy convencida de que emprender es servir a los demás.






— ¿Por qué apostó por ingresar a un mercado tan competitivo como la moda?
Después de trabajar para marcas prestigiosas en el extranjero con altas exigencias de calidad, innovación y cumplimiento, se aprende muchísimo. Por eso decidimos volcar todo ese ‘know how’ en nuestras marcas.

Damos a nuestros clientes prendas con valor agregado y estilo propio, usando los mejores. Esa es nuestra propuesta, además de un trabajo ético y responsable.

— Usted es una embajadora de la cultura peruana en el mundo. ¿Qué resalta del grupo humano con el que trabaja?
Yo creo firmemente en los equipos; en los grupos humanos motivados no existen héroes. Creé la empresa junto con mi esposo y socio, y luego se fueron sumando muchas personas a la familia empresarial. Las personas son nuestro recurso más valioso. Para un suéter, como lo hacemos en Art Atlas, intervienen al menos diez personas.

Son ellas las que hacen cada pieza y la diferencian. Estamos orgullosos de la herencia textil que tenemos los peruanos. Rescatamos técnicas de tejido ancestrales que nos hacen únicos.

— ¿Qué siente al ser reconocida con este galardón?
Orgullo, porque hacer empresa en nuestro país no es tarea fácil. Hacerlo de forma ética, priorizando el bienestar del equipo, de la comunidad, siempre ha sido un reto. Siento que cada año fue más difícil que el anterior y ya van 19 compitiendo con el mundo.

Son premios como este los que nos motivan y estoy segura de que inspiran a muchos empresarios más a seguir adelante haciendo Perú; para lograr un país inclusivo, humano, justo y de oportunidades para todos.

TAGS RELACIONADOS