La gran diferencia radica en que estamos organizados bajo el modelo del Three-Box Solution, del innovador Vijay Govindarajan, señala Enciso. (Foto: El Comercio)
La gran diferencia radica en que estamos organizados bajo el modelo del Three-Box Solution, del innovador Vijay Govindarajan, señala Enciso. (Foto: El Comercio)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Antes de fundar MDP Consulting, dedicada al desarrollo de software, Percy Enciso, su gerente general, vivió malas experiencias con dos : no se concretaron. Pese a ello, insistió en su filosofía de seguir “jugándosela toda” en sus proyectos.

—¿En qué contexto se crea la empresa?

MDP es el producto de un tercer intento de . Desde la época universitaria creamos un par de compañías que no funcionaron, pero siempre fue como una fuente para aún buscar hacer empresa en el país.

—¿Cómo se diferencian?

La gran diferencia radica en que estamos organizados bajo el modelo de Three Box Solution, del innovador Vijay Govindarajan. Esto nos permite tener tres frentes. El primero tiene que ver con la principales actividades del negocio, las cual queremos seguir haciendo y mejorando.

El segundo con aquellas actividades que necesitamos dejar de hacer por los cambios en la industria o su por baja rentabilidad. Y el tercero con los nuevos modelos de negocio basados en la innovación que nos permitan tener la sostenibilidad hacia el futuro, esto a través de la irrupción en nuevas industrias con nuestra tecnología.

—¿Desde cuándo aplican este esquema?

Desde hace tres años y medio. Somos una compañía tecnológica con tres frentes claros y con estrategias bien definidas en cada caja. [Por ejemplo], la primera nos dice que tenemos que hacerlo bien y mejor que el resto.

—Luego de dos intentos fallidos, ¿cómo se motivaron para el tercer intento MDP?

La estadística dice que los emprendimientos funcionan en promedio en el tercer intento. Nosotros no sabíamos esa data. Una de las grandes determinaciones que tenemos en MDP es que nunca tuvimos un plan B.

Siempre nos la jugamos toda. Que el primero y el segundo no funcionen, no significa que el tercero tampoco, sino que ganas experiencia y capacidades. Sabíamos que era un tema de tiempo. Teníamos la perseverancia y la disciplina.

— ¿Cómo cerraron el 2019 y hacia dónde apuntan?

Crecimos alrededor de 5%. Fue un año en el que maduramos nuestro modelo. Para el 2020, uno de nuestros objetivos es seguir con la diferenciación, entre otros. La meta de crecimiento para este año es de 20%.

—¿Cómo reciben este ?

Me siento gratamente sorprendido. Si estuve haciendo bien las cosas, esto impulsa a hacerlas mucho mejor y extraordinariamente bien. Es una responsabilidad con la sociedad.