Los del 2018 comparten, sin duda alguna, su carácter resiliente. Ello se evidencia en las historias de los 30 empresarios reconocidos por esta iniciativa de EY, El Comercio y Asbanc.

“Todos los empresarios acá presentes ya han dado enormes muestras en la historia de sus empresas de que su esfuerzo es a prueba no solo de incertidumbres, sino también de tiempos claramente malos”, destacó el director periodístico de este Diario, Fernando Berckemeyer, haciendo referencia no solo a la reciente crisis política, sino también a las vivencias de algunos de los premiados en los tiempos de Velasco, el terrorismo y la hiperinflación.

RECONOCIMIENTO
En la ceremonia se conoció a los ganadores de seis categorías y se entregaron dos reconocimientos especiales. El gran ganador fue Teodoro Ortiz, fundador de Incasur (empresa dueña de marcas como Sol del Cusco y Kiwigen), quien nos representa en el premio EY World Entrepreneur of the Year.

“Tenemos que enseñar a las nuevas generaciones a ser fuertes, honestos, honrados y trabajadores”, remarcó Ortiz, entre lágrimas, en un discurso de agradecimiento en el que combinó el quechua con el castellano.

Vea también...