Este año América Latina crecerá entre 2,6% y 3%, según el FMI
Este año América Latina crecerá entre 2,6% y 3%, según el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que la economía de América Latina crecerá de 2,6% a 3% el 2014, aunque seguirá enfrentando “más turbulencias” y “tensión” en los próximos meses, de manera desigual.

"Si bien el crecimiento se acelerará, cabe esperar más turbulencias en nuestra región", afirmó Alejandro Werner, director del FMI para el Hemisferio Occidental en una rueda de prensa, al referirse a la reciente volatilidad financiera observada en los mercados emergentes.

Werner afirmó que las causas de estas "tensiones" en la región se deben al "repliegue"  de las medidas de estímulo por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, además del "reequilibrio" de las fuentes de crecimiento en China.

Sin embargo, recomienda que deberían reforzar sus amortiguadores fiscales y usar políticas monetarias y tipos de cambio flexibles para absorber cualquier golpe generado por grandes cambios en la economía global.

PANORAMOS DISTINTOS

Al frente de la aceleración latinoamericana se encuentra México, cuya tasa de crecimiento se espera que aumente a un 3 % en 2014, gracias a la "recuperación" en EE.UU. y al "repunte de las exportaciones manufactureras".

En el caso de América del Sur, el Fondo sitúa a "los grandes países exportadores de materias primas financieramente abiertos (Brasil, Chile, Colombia, y Uruguay)", con un crecimiento promedio que se mantendrá ligeramente cerca del 4 %.

Brasil figura a la cola de este grupo con un crecimiento estimado de 2,3 % para 2014, similar al de 2013, debido a que presenta "restricciones de la oferta que están limitando el producto e impulsando al alza la inflación", según Werner.

No obstante, sostuvo que economías más pequeñas como Uruguay y Paraguay están mejor preparadas que antes para soportar cualquier impacto que resulte de un contagio de la devaluación del peso argentino.

Por otro lado, el FMI consideró que Argentina y Venezuela enfrentan escenarios "menos favorables" debido a las presiones "sobre la inflación, la balanza de pagos y los mercados cambiarios".