(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)

Las cayeron el viernes y cerraron su peor semana en un mes, en medio de las persistentes preocupaciones sobre la entre China y Estados Unidos.

El promedio de acciones japonesas bajó el viernes debido a que las preocupaciones por la desaceleración de la demanda de teléfonos inteligentes afectaron a los papeles de empresas tecnológicas, mientras que el sector financiero subió gracias a rendimientos de la deuda de Estados Unidos.

Por el lado de China, el índice compuesto de bajó un 1,3% a 3.760,85 unidades, mientras que el promedio CSI300 de las acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cedió un 1,5% a 3.071,54 puntos.

Para la semana, el CSI300 declinó un 2,9%, mientras que el SSEC bajó un 2,8%. Ambos índices registraron su peor semana desde fines de marzo.

En tanto, el Nikkei perdió un 0,1% a 22.162,24 puntos. En la semana, el índice ganó un 1,8%, su cuarta semana consecutiva de avances.

El índice general Topix sumó un 0,1% a 1.751,13 puntos