Los precios del cobre se desplomaron a US$4.371 en marzo cuando el coronavirus cerró fábricas en todo el mundo. (Foto: GEC)
Los precios del cobre se desplomaron a US$4.371 en marzo cuando el coronavirus cerró fábricas en todo el mundo. (Foto: GEC)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los precios del cobre bajaban este miércoles, prosiguiendo con una caída gradual desde máximos de dos años del mes pasado, ya que los flojos datos de las fábricas europeas reforzaron las preocupaciones de que la demanda siga siendo débil y el mercado esté sobresaturado.

El cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajaba un 0,1% a US$6.382 por tonelada a las 1048 GMT.

Los precios se desplomaron a US$4.371 en marzo cuando el coronavirus cerró fábricas en todo el mundo pero rebotaron a US$6.633 el 13 de julio cuando el consumo en China, el mercado más grande del mundo, se reactivó y los operadores temieron que el virus interrumpiera la producción en las minas.

Pero con gran parte del mundo entrando en recesión y la producción de las minas aguantando, algunos analistas piensan que los precios son demasiado altos.

El cobre está muy por delante de los fundamentos”, dijo Eugen Weinberg, jefe de investigación de materias primas de Commerzbank, quien agregó que la débil demanda y el exceso de oferta deberían empujar los precios a la baja en un 10% a un 15% respecto de los niveles actuales.

La producción industrial de la zona euro aumentó en junio, pero menos de lo esperado, y la economía británica se contrajo en un 20,4% en el segundo trimestre.

Entre otros metales, el aluminio subía un 0,1% a US$1.788,50 la tonelada, el zinc caía un 0,8% a US$2.390, el níquel bajaba un 1,3% a US$14.165, el plomo se mantenía estable en US$1.960,50 y el estaño subía un 0,1% a US$17.710.