Las existencias históricamente bajas en China están apuntalando a los precios del cobre. (Foto: AFP)
Las existencias históricamente bajas en China están apuntalando a los precios del cobre. (Foto: AFP)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los precios de los metales industriales operaban bajo presión este lunes, en medio de las preocupaciones por la demanda en el principal consumidor, China, donde una crisis de energía y disposiciones de racionamiento están causando el cierre de fábricas y han desencadenado una ola de ventas.

El mayor perjudicado era el estaño, que la semana pasada alcanzó un récord de US$36.830 la tonelada en la Bolsa de Metales de Londres (LME), una ganancia del 75% desde enero. Los precios del metal usado en obras de soldadura perdían un 4,2% a US$35.000 la tonelada a las 1015 GMT.

El problema de la energía actúa como un arma de doble filo, afectando la producción de las fundiciones y provocando una reducción de los suministros”, dijo el analista de ING Wenyu Yao. “Esto es positivo para los precios de los metales. Sin embargo, también está afectando a los consumidores intermedios y secundarios, lo que es negativo para los precios”.

La creciente escasez de energía en China ha detenido la producción en numerosas fábricas, incluidas muchas plantas que suministran a Apple y Tesla. La escasez de provisiones de carbón y el endurecimiento de los estándares de emisiones contaminantes han provocado turbulencias en las redes eléctricas del país.

Las previsiones de una caída en la producción de las fábricas de acero inoxidable en China debido a la escasez de energía han socavado la confianza en el mercado del níquel. Dos tercios del consumo de níquel corresponden a la industria del acero inoxidable, ubicada principalmente en China.

Los precios del níquel a tres meses cedían un 2,43% a US$18.915 la tonelada.

En tanto, las existencias históricamente bajas en China están apuntalando a los precios del cobre, que sumaba un 0,19% a US$9.350 la tonelada.

Las existencias en almacenes supervisados por la Bolsa de Futuros de Shanghái cayeron la semana pasada por séptima semana consecutiva, a 44.629 toneladas, su nivel más bajo desde junio de 2009.

En almacenes registrados de la LME, los inventarios de cobre, actualmente en 223.175 toneladas, presentaban una baja de más del 10% desde principios de septiembre, mientras que los metales destinados a entrega se situaban en el 44%.

Entre otros metales industriales, el zinc bajaba un 0,6% a US$3.110 la tonelada y el aluminio operaba estable en US$2.917 la tonelada.

TAGS RELACIONADOS