“La cotización del petróleo sube desde luego por la idea de que haya un problema en el suministro, pero eso todavía no ha ocurrido”, dice Hugo Perea, jefe economista del BBVA Research. (Foto: El Comercio/AFP)
“La cotización del petróleo sube desde luego por la idea de que haya un problema en el suministro, pero eso todavía no ha ocurrido”, dice Hugo Perea, jefe economista del BBVA Research. (Foto: El Comercio/AFP)
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

Tras conocerse el viernes 3 de enero que el general iraní , comandante de la fuerza élite Quds de la Guardia Revolucionaria de , había sido asesinado por , las tensiones entre ambos países aumentaron, así como la incertidumbre en el mercado internacional. Ayer martes, cerca de 80 estadounidenses murieron en un ataque con misiles contra bases militares iraquíes perpetrado por Irán. Así, precios de los activos que más subieron entre el lunes 6 de enero y este miércoles 8 de enero son los del y el .

Según la CNBC y Bloomberg, la onza de oro registró un alza de hasta 1,3% tras los ataques con misiles a estadounidenses en una base en Irak. El precio del metal alcanzó su pico más alto desde el 2013 y llegó a cotizar por encima de US$1.600. No obstante, en el transcurso de la sesión del miércoles moderó su avance y se mantuvo con un incremento del 0,7% tras la apertura de las bolsas europeas.

Goldman Sachs anunció el lunes que mantenía su proyección a tres, seis y doce meses para el oro en US$1.600 la onza, afirmando que el oro es una mejor cobertura que el petróleo durante momentos de incertidumbre geopolítica.

Luis Eduardo Falen, analista senior de Research de Intéligo SAB, explica que el precio del oro aumenta al ser considerado un activo refugio. Es decir, que ante un escenario de incertidumbre o de crisis existe una elevada probabilidad de mantener sus beneficios e, incluso, de incrementarlos.

Por otro lado, los precios del petróleo cerraron este lunes 6 de enero estables, luego de que la mezcla Brent (referente para los mercados europeos) superó durante la jornada los US$70 por barril. Al cierre de la sesión, cotizaba en US$68,91. Sin embargo, este miércoles -tras lo acontecido en Irak- el precio del petróleo Brent ha subido en torno a un 1%, superando la cuota de los US$69 por barril de acuerdo a Business Insider.

El lunes 6, el crudo estadounidense (conocido como West Texas Intermediate) subió US$0,22, a US$63,27 por barril en la bolsa de Nueva York. Este miércoles 8, el West Texas repuntó unas 8 décimas hasta los US$63,25; aún por debajo del precio que registró dos días atrás.

Business Insider indicó sobre los futuros del Brent y el West Texas que, en el caso del primero, estos llegaron a superar su mayor nivel desde setiembre (sobre los US$70 por barril); y en cuanto al segundo, estos subieron hasta un 4,4%.

El aumento en el precio del petróleo, explica Falen, responde a que Irán se encuentra ubicado en el Medio Oriente, donde están los principales pozos petroleros. Además, Irán es el cuarto productor mundial de petróleo y el segundo en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

“Hoy en día los mercados se ponen defensivos. La cotización del petróleo sube desde luego por la idea de que haya un problema en el suministro, pero eso todavía no ha ocurrido. Si mañana salen noticias que implican una distensión de este conflicto, seguramente el precio del petróleo corregirá a la baja”, dice Hugo Perea, economista jefe del BBVA Research.

“Los inversionistas ya están viendo esto como un evento que será más de corto plazo y que va a tener un impacto acotado en los mercados mundiales”, detalla Falen.

IMPACTO EN EL PERÚ

La Bolsa de Valores de Lima cerró el lunes con un avance de 0,11%. Este miércoles, previo a la apertura de la bolsa, esta registra un ligero retroceso de 0,03%.

“De momento no hemos visto grandes movimientos, pero todo esto va a depender de la continuidad de las tensiones y la severidad con que se perciba que podría escalar esta confrontación”, afirma Perea.

En esa línea, el economista advierte que, en el corto plazo, ante un escenario de incertidumbre, es posible que haya cierta volatilidad en los mercados financieros locales, así como a escala global.