Autoridades han utilizado medidas sin precedentes para mitigar las repercusiones del brote del coronavirus. (Foto: Reuters)
Autoridades han utilizado medidas sin precedentes para mitigar las repercusiones del brote del coronavirus. (Foto: Reuters)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los precios del cobre caían el miércoles, debido a que las preocupaciones sobre cierres prolongados y un daño duradero al crecimiento y la demanda dominaban al mercado, aunque las medida de estímulo de los gobiernos para apoyar la actividad limitaban las pérdidas.

El cobre referencial a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) caía un 1% a US$4.767 la tonelada a las 1142 GMT. Los precios del metal ampliamente utilizado en los sectores de energía y construcción han caído un 25% desde mediados de enero y están cerca de mínimos de cuatro años.

“El impacto en el crecimiento económico y la demanda va a durar más tiempo del que cree la gente, la actividad industrial tomará más tiempo en repuntar”, dijo Ben Taylor, director en Simpson Spence Young. “Los precios podrán recuperarse en el corto plazo, pero desde una perspectiva macro, nos espera otra baja”, agregó.

Las autoridades han utilizado una variedad de medidas cada vez mayores y, en algunos casos, sin precedentes en un esfuerzo por mitigar las repercusiones del brote del coronavirus, desde garantías de crédito al sector privado, intervención en la liquidez de préstamo, hasta el estímulo fiscal directo.

Algunos esperan que la demanda más débil sea contrarrestada por cierres, suspensiones y trastornos en las operaciones mineras, pero los menores precios en efectivo frente a los contratos a 3 meses del metal sugieren que hay expectativas de un exceso de suministros en el mercado.

El mercado con mayor volumen de operaciones en la LME era el aluminio. El descuento del contrato al contado frente al de tres meses es de más de US$30 la tonelada frente a los cerca de US$10 de comienzos de marzo.

Entre otros metales básicos, el zinc bajaba un 0,9% a US$1.799; el plomo ganaba un 0,9% a US$1.600; el estaño subía un 0,8% a US$13.515 y el níquel caía un 0,5% a US$11.200.