Según el funcionario de la FED, el crecimiento de China se verá afectado en el primer trimestre y que, aunque las infecciones están creciendo a un ritmo más lento en el país asiático, los nuevos casos del virus continúan aumentando en otros lugares. (Foto: Archivo)
Según el funcionario de la FED, el crecimiento de China se verá afectado en el primer trimestre y que, aunque las infecciones están creciendo a un ritmo más lento en el país asiático, los nuevos casos del virus continúan aumentando en otros lugares. (Foto: Archivo)

El presidente del Banco de la Reserva Federal () de San Luis (Misuri, Estados Unidos), James Bullard, dice que apoyaría una reducción de las tasas de interés si el se convierte en una pandemia mundial.

No obstante, agregó que los recortes del año pasado ya están apoyando la economía.

“Es posible que se produzcan más recortes de tasas si se da una pandemia global con efectos en la salud que se acercan a la escala de la gripe común, pero este no es el caso de referencia en este momento”, según comentarios preparados para su intervención en Fort Smith, Arkansas el viernes. Bullard no vota sobre política monetaria este año.

Los operadores en los mercados monetarios están empezando a apostar a que la Reserva Federal podría verse obligada a un recorte de emergencia de la tasa de interés si el coronavirus empeora. Las apuestas están reduciendo los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a mínimos históricos. Los operadores un recorte de 25 puntos básicos para la FED en su reunión de marzo, y esperan otro en junio.

EN DETALLE

Bullard, quien ha sido una de las figuras más a favor de las políticas expansivas de la FED, a veces ha liderado las señales para un cambio en la política monetaria, pero el viernes no estaba preparado para declararlo una necesidad.

El Comité Federal de Mercado Abierto recortó las tasas tres veces el año pasado, lo que sitúa a la Reserva Federal en una buena posición para protegerse contra golpes negativos, dijo.

Las tasas de interés de Estados Unidos a más largo plazo se han reducido debido a la fuga mundial hacia el refugio, lo que probablemente beneficia a la economía de Estados Unidos”, agregó.

Bullard dijo que el crecimiento de China se verá afectado en el primer trimestre y que, aunque las infecciones están creciendo a un ritmo más lento en el país asiático, los nuevos casos del virus continúan aumentando en otros lugares. Las compañías estadounidenses se verán afectadas si operan en China o producen suministros en el país, señaló.

“Es probable que los trastornos temporales en las cadenas de suministro globales tengan un impacto en toda la economía mundial”, indicó.

Si bien el riesgo sigue siendo bajo en la actualidad, los inversores y los responsables de política económica deben preocuparse por la posibilidad de una pandemia mundial, dijo Bullard.

“Esto no es lo que ha sucedido con muchos otros brotes virales, pero cada situación es algo diferente”, manifestó.

Otros miembros de la Fed han dicho esta semana que es demasiado pronto para anticipar el impacto económico del virus, pero los mercados en Estados Unidos, Asia y Europa se han desplomado. El rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años cayó el viernes a 1,15% antes de recuperarse por encima del 1,2%.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: los mercados mundiales se desmoronan por el nerviosismo

TE PUEDE INTERESAR