Los mayores descensos son de momento para el grupo IAG, propietario de Iberia, Vueling y British Airways. (Foto: AFP)
Los mayores descensos son de momento para el grupo IAG, propietario de Iberia, Vueling y British Airways. (Foto: AFP)

El miedo al impacto negativo del en la economía mundial ha vuelto a adueñarse de los mercados después del breve paréntesis de ayer; lo que se traduce, de nuevo, en descensos generalizados en las bolsas europeas y en caídas adicionales del precio del petróleo.

La detección de un enfermo en (EE.UU.) que no había viajado a zonas de riesgo y el temor a una desaceleración de la economía europea mayor de lo previsto, empujan a los inversores a abandonar la renta variable y a buscar refugio en los activos considerados más seguros, como el oro o la deuda pública de Estados Unidos y Alemania.

El Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, bajaba un 2,71% a las 14 horas y perdía los 9.100 puntos. Si no hay un cambio de tendencia en lo que queda de jornada, el Ibex se encamina a su peor semana desde agosto de 2011.

Los mayores descensos son de momento para el grupo IAG, propietario de Iberia, Vueling y British Airways (-10,21%), la farmacéutica Grifols (-5,80%) y la siderúrgica ArcelorMittal (-5,76%).

En el sector turístico, uno de los más afectados, la hotelera Meliá pierde un 4,93 % y Amadeus, un 4,84 %. En cuanto al resto de Europa, Londres cae un 2,47 %; Fráncfort, un 2,52 %; París, un 2,80%; y Milán, un 2,26 %.

En Asia, las bolsas de Hong Kong y Shanghai han cerrado en positivo, con subidas del 0,13% y del 0,21 %, respectivamente, mientras que Tokio ha bajado un 2,13% y Seúl, un 1,05%.

Wall Street, que abrió ayer con sus tres principales índices en verde, fue perdiendo fuelle a medida que avanzaba la jornada y cerró con una caída del Dow Jones del 0,46 %.

La intranquilidad de los inversores ha aumentado al constatarse que uno de los contagiados por el coronavirus en EE.UU, no tuvo contacto con las zonas es riesgo. (Foto: EFE)
La intranquilidad de los inversores ha aumentado al constatarse que uno de los contagiados por el coronavirus en EE.UU, no tuvo contacto con las zonas es riesgo. (Foto: EFE)

Según Aitor Méndez, de IG España, la intranquilidad de los inversores ha aumentado al constatarse que uno de los contagiados por el coronavirus en EE.UU. no visitó ninguna zona de riesgo ni mantuvo contacto con personas procedentes de esas regiones.

En su opinión, tampoco ayudó a calmar los ánimos el mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que dio a entender a los inversores que la situación en el país “tiene visos de empeorar”.

El temor al impacto del coronavirus en la economía mundial se mantiene en el mercado del petróleo. El Brent, el crudo de referencia en Europa, baja hoy en torno al 2,5% y acumula ya un descenso del 13% desde el pasado 20 de febrero.

Las previsiones de los expertos también arrojan dudas sobre la evolución de la economía europea. Bank of America ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento económico de la zona del euro en 2020, que pasa del 1% al 0,6%. En el caso de España, la entidad rebaja su pronóstico del 1,6% al 1,4%.

La intranquilidad de los inversores se sigue reflejando en los mercados de deuda pública, con los bonos a diez años de EE.UU. y Alemania en mínimos: en el 1,277% la estadounidense y en el -0,531 la alemana.

El desconcierto se aprecia también en los mercados de metales preciosos, otro de los activos refugio: el oro sube hoy un 1,5% y se sitúa en US$1.649 por onza.

El banco de inversión Goldman Sachs prevé que el precio del oro llegue a los US$1.800 por onza en un año, lo que supondría una subida superior al 9%.