El cobre ha borrado casi todas las ganancias de la sesión del martes. (Foto: Bloomberg)
El cobre ha borrado casi todas las ganancias de la sesión del martes. (Foto: Bloomberg)
Agencia Reuters

Los metales industriales caían con fuerza este miércoles, en particular el aluminio y el cobre, luego de datos que indicaron que la actividad de manufacturas se contrajo en Asia y Europa, generando temores a un enorme superávit global para este año que se combinará con una apagada demanda.

El aluminio a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdía 1,3% a US$1.506 la tonelada a las 1141 GMT, luego de haber bajado previamente a su menor nivel de cuatro años de US$ 1,496 la tonelada.

Los precios del metal usado en los sectores de transporte y empaquetado se han desplomado un 17% este año por la drástica baja de la demanda.

"Necesitamos 4,2 millones de toneladas en recortes de suministros para mediados de año y aun así quedaremos con un superávit global de 1 millón de toneladas", dijo Colin Hamilton, analista de BMO.

En tanto, el cobre a tres meses en la LME se hundía un 3,30% a US$4.787,50 la tonelada, borrando casi todas las ganancias de la sesión del martes, cuando cerró su peor trimestre desde el 2011.

El metal rojo terminó el periodo enero-marzo con un descenso acumulado de 22%, en el peor desempeño trimestral de entre la cesta de insumos industriales.

La fábricas quedaron paralizadas en Europa y Asia durante marzo, ya que la pandemia de coronavirus (COVID-19) frenó la actividad económica, en una nueva señal de que el mundo ya ha ingresado a una grave recesión.

Los sombríos datos económicos, sumados a la advertencia del presidente estadounidense Donald Trump de que el coronavirus podría matar a 24.000 personas en el país- hacía caer a los mercados bursátiles mundiales este miércoles.