La Bolsa de Nueva York ha experimentado un rápido crecimiento debido a la mejora de la economía, pero también a las promesas de Donald Trump.
La Bolsa de Nueva York ha experimentado un rápido crecimiento debido a la mejora de la economía, pero también a las promesas de Donald Trump.
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Los inversores en bonos de mercados emergentes pueden estar más tranquilos. Pese a toda la angustia por la posibilidad de que alzas en las tasas de interés de Estados Unidos golpeen a los activos de las naciones en desarrollo, los precios muestran que el aumento en su mayoría ya está reflejado, según administradores de dinero, incluidos Aberdeen Asset Management Plc y UBS Wealth Management.

El rendimiento adicional que obtienen los inversionistas por mantener deuda de mercados emergentes locales en lugar de bonos de países desarrollados ya se encuentra cerca del nivel más alto en al menos siete años después de ajustarlo a la inflación.

Esto proporciona un amortiguador si la Reserva Federal sorprende a los observadores con una declaración restrictiva, en lugar de atenuar las expectativas de un mayor endurecimiento cuando los encargados de política anuncien su decisión de tasas. Las perspectivas para un crecimiento más rápido en los mercados emergentes, déficits de cuenta corriente más estrechos y contextos políticos bastante estables también están brindando apoyo a los bonos de los países en desarrollo, incluso después del aumento de las tasas de interés en EE.UU. y Europa durante el último año.

Evolución de los bonos de los mercados emergentes. (Gráfico: Bloomberg)
Evolución de los bonos de los mercados emergentes. (Gráfico: Bloomberg)

"Nuestra hipótesis de base establece que los diferenciales de crédito están siendo respaldados en torno a los niveles actuales por la mejora de los fundamentos de los mercados emergentes, la recuperación gradual de los precios de la energía y un contexto externo benigno", dijo Alejo Czerwonko, estratega de mercados emergentes de UBS Wealth Management.

La probabilidad implícita del mercado de que la Fed eleve las tasas a fin de año es de alrededor del 45 por ciento, utilizando la tasa interbancaria efectiva actual y la tasa de swap sobre índices a un día.

La mejora en los fundamentos de los mercados emergentes se puede apreciar con más facilidad en los déficit de cuenta corriente entre los llamados "cinco frágiles" de Morgan Stanley, un grupo de países que identificó el banco en 2013 como particularmente vulnerables a tasas globales más altas. La brecha alcanzó el 4,6 por ciento del producto interno bruto hace cuatro años, pero se ha reducido a sólo 1,8 por ciento.

"Estamos en mucho mejor forma", dijo Edwin Gutierrez, jefe de deuda soberana de mercados emergentes de Aberdeen, con sede en Londres, que tiene unos US$385.000 millones bajo administración.