Los shock externos agregan incertidumbre sobre los flujos de capital hacia mercados emergentes y, por tanto, volatilidad sobre el comportamiento de las monedas.
Los shock externos agregan incertidumbre sobre los flujos de capital hacia mercados emergentes y, por tanto, volatilidad sobre el comportamiento de las monedas.
Redacción EC

Si bien esta escalada de genera incertidumbre en la economía mundial, la situación se acentúa con las expectativas de crecimiento económico de China y, por defecto, en los precios de los metales y el comportamiento de las monedas de las , entre ellas Perú.

El último reporte semanal del Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank observa, en términos técnicos, una resistencia del local en S/3,39; mientras que la resistencia psicológica que más destaca es de S/3,40.



El informe apunta que el mercado no ha estado preparado para este tipo de sucesos. Muestra de ello es que el precio de la moneda estadounidense subió de S/3,28 a S/3,39 en tan sólo 10 días.

Al respecto, en estos días, el Banco Central de Reserva () ha colocado S/1.200 millones en swaps cambiarios a plazos entre 2 y 3 meses, una medida muy utilizada para cubrirse del riesgo cambiario.

En el corto plazo, el rango del tipo de cambio oscilaría entre los S/3,37 y S/3,39 en la medida que el yuan cotice por encima de 7 yuanes por dólar y que el precio del cobre continúe alrededor de US$2,50 por libra.

Como se sabe, los shock externos agregan incertidumbre sobre los flujos de capital hacia mercados emergentes y, por tanto, volatilidad sobre el comportamiento de las monedas.