Las cotizaciones de Wall Street se desplomaron nuevamente este jueves. (Getty Images)
Las cotizaciones de Wall Street se desplomaron nuevamente este jueves. (Getty Images)
Agencia Bloomberg

JPMorgan Securities Plc tiene un mensaje para los inversores sacudidos por la reciente ola de ventas en las bolsas mundiales: los temores a que un aumento de la inflación y el crecimiento de los salarios limiten las ganancias corporativas en Estados Unidos son exagerados.

Mislav Matejka, estratega de renta variable global de la firma, argumenta que la perspectiva para la producción y el volumen de ventas -en lugar de unos salarios más altos- es lo que determina el impacto en la rentabilidad.

"Los valores cíclicos y el mercado de renta variable en general no suelen caer cuando los costes comienzan a dispararse, ya que estas mayores presiones de costes son generalmente un signo de un contexto económico saludable", dijeron Matejka y otros estrategas de JPMorgan en un informe.

Los inversores deberían considerar vender cuando la producción y el crecimiento de los ingresos comienzan a decepcionar, momento en el cual las preocupaciones sobre los salarios y los costes de insumos desaparecen.

En cualquier caso, Matejka no anticipa un crecimiento más débil a corto plazo ya que el endurecimiento de las políticas aún no es restrictivo.

Y Matejka tiene los números para probarlo. Desde la publicación de los datos del índice de precios al consumidor en Estados Unidos la semana pasada, los índices de referencia mundiales de renta variable han avanzado.

Los estrategas siguen siendo optimistas respecto a la renta variable ya que esta clase de activos proporciona una "protección natural contra la inflación" al generar ganancias nominales y el crecimiento en las ventas.

Históricamente, la renta variable tiende a producir sus mejores rendimientos con la inflación en un rango del 1% al 3 %, que también resulta ser lo que JPMorgan está pronosticando ahora.

Lea más noticias de Economía en...