La mayor preocupación era que un shock en los suministros y las tensiones geopolíticas puedan dañar a la ya frágil economía del mundo. (Foto: Reuters)
La mayor preocupación era que un shock en los suministros y las tensiones geopolíticas puedan dañar a la ya frágil economía del mundo. (Foto: Reuters)
Redacción EC

Este lunes, las divisas vinculadas al precio del registraban una subida después de que un ataque sobre instalaciones en interrumpiera los suministros globales de crudo, al tiempo que el yen japonés y el franco suizo se fortalecían como refugio de inversores inquietos por la incertidumbre.

Es así que los precios del petróleo subieron con fuerza después de los ataques a dos plantas, que impactaron más de un 5% de la producción mundial. Grupos de Yemen se adjudicaron la responsabilidad por los ataques, aunque Estados Unidos culpó a Irán.

► ► 

El yen japonés, una opción favorita de los inversores en busca de seguridad, subía un 0,2% a 107,85 yenes por dólar. Mientras tanto, el franco suizo trepaba frente al euro, pero sólo un 0,1% a 1,0959 unidades, sugiriendo que algo de calma podría regresar a los mercados.

Por su parte, el dólar bajaba 0,1% frente a una cesta de divisas referenciales y, con respecto al euro, anotaba un pequeño cambio para cotizar 1,1079 unidades.

En general, la reacción de los mercados cambiarios era limitada. La mayor preocupación era que un shock en los suministros y las tensiones geopolíticas puedan dañar a la ya frágil economía del mundo, dijo el analista de MUFG, Lee Hardman.

Pese a este ataque, el mercado mundial de petróleo tiene reservas considerables, dijo hoy el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry.

Agregó que es "prematuro" hablar sobre la necesidad de recurrir a las reservas estratégicas de Estados Unidos mientras aún se evalúa el daño a la producción saudita.

MONEDAS LATINOAMERICANAS

En este panorama, la mayoría de mercados latinoamericanos registraban una caída, a excepción de Colombia, donde el peso se apreciaba medio punto porcentual y el índice de la bolsa, el COLCAP, se valorizaba un 0,24%.

La moneda de Brasil, el real, retrocedía un 0,30%, al tiempo que el índice de acciones Bovespa lo hacía en un 0,6% y el peso argentino interbancario abría equilibrado a 56,20 unidades por dólar.

Por su parte, el peso chileno cotizaba con un retroceso de 0,73% en medio del aumento en la tensión geopolítica que provocó una caída en el precio de algunas materias primas, como el cobre, la principal exportación del país. En tanto, el índice IPSA, de la Bolsa de Comercio de Santiago, caía un 0,26%.

En Perú, el sol seguía la misma tendencia y los mercados mexicanos permanecían cerrados en la sesión por feriado nacional.

Cabe resaltar que no se observaba este aumento diario de los precios del petróleo desde la Guerra del Golfo de 1991.

De otro lado, las monedas de la región seguirán de cerca esta semana la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (FED), que podría apuntalar un mayor apetito por el riesgo en medio de la distensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Con información de Reuters y AFP