El oro es impulsado por el retroceso global del dólar, aunque es probable que lo precios se muevan en un rango de US$ 1.860 y US$ 2.000. (Foto: AFP)
El oro es impulsado por el retroceso global del dólar, aunque es probable que lo precios se muevan en un rango de US$ 1.860 y US$ 2.000. (Foto: AFP)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los subían el viernes, impulsados por la debilidad del dólar y la prolongada preocupación sobre una recuperación económica que se vio acentuada por la elevada cifra de solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos.

A las 09:34 GMT, el oro al contado ganaba un 0,6%, a US$ 1.953,80 la onza, en camino a cerrar su segunda semana consecutiva de avances, con un 0.7% acumulado hasta el momento.

Los futuros del oro en Estados Unidos mejoraban un 0,7%, a US$ 1.963,60 la onza.

El oro está siendo impulsado por la debilidad del dólar, pero es probable que los precios se mantengan “en un rango lateral entre 1.860 y 2.000 dólares”, según Carlo Alberto De Casa, analista jefe de ActivTrades. “El escenario sigue sin cambios, con la tendencia principal aún positiva”.

El reporte semanal de pedidos iniciales de subsidios por desempleo en Estados Unidos mostró un declive menor de lo esperado, afectando al dólar e impulsando el atractivo del oro como una alternativa de inversión.

“El camino hacia la era de la postpandemia sigue presentando riesgos bajistas para la economía global y, si se cristalizan, podrían ayudar a que el lingote siga al alza”, dijo Han Tan, analista de mercados de FXTM.

La atención está puesta ahora en la elección presidencial estadounidense del 3 de noviembre y cualquier retraso en su resultado podría reactivar el papel de refugio del lingote y llevarlo a nuevos récords máximos, afirmó Tan.

En otros metales preciosos, la plata ganaba un 0,1%, a US$ 27,13 la onza; el platino mejoraba un 0,5%, a US$ 944,69; y el paladio sumaba un 0,1%, a US$ 2.337,81.