Países aprovechan interés negativo y se endeudan en yenes
Países aprovechan interés negativo y se endeudan en yenes

(Bloomberg) - México vendió su deuda samurái de más bajo precio hasta el momento, sumándose a los países y entidades extranjeras que aprovechan las tasas de interés negativas que aplica el Banco de Japón. En el último mes los extranjeros han tomado 500.000 millones de (US$4.700 millones), la mayor suma mensual de la historia.

México ofreció 45.900 millones de yenes de bonos a tres años con un rendimiento de 0,4%, un nivel inconcebible hace unos pocos años, cuando el país todavía vendía deuda en yenes con garantía del gobierno japonés. La venta, que no cuenta con esa garantía, sigue a una emisión de bonos en yenes que realizó la semana pasada el Banco Latinoamericano de Comercio Exterior SA con sede en Panamá.

México vendió un total de 135.000 millones de yenes de deuda en una operación que también incluyó bonos samurái a cinco, diez y veinte años. Los bonos a diez años pagan un cupón de 1,09 por ciento, frente a un rendimiento de menos 0,12 por ciento de la deuda soberana japonesa con igual vencimiento. México vendió bonos en dólares estadounidenses a diez años con un cupón de 4,125 por ciento en enero, de acuerdo con los datos que reunió Bloomberg.

“En Japón hay demanda de bonos de rendimiento más alto”, dijo Hidetoshi Ohashi, estratega jefe de crédito en Tokio de Mizuho Securities Co., división del tercer banco de Japón en dimensiones. “Hay preferencia por los bonos de gobiernos de mercados emergentes”.

Samuráis indonesios

Indonesia colocará bonos samurái a tres y cinco años cuya venta está prevista para la semana entrante, mientras que la entidad crediticia francesa BPCE SA el viernes saldrá al mercado con una transacción en yenes que incluirá bonos a cinco años que pagarán un cupón de 0,15 por ciento. México se suma a Credit Agricole SA y Société Générale SA en realizar operaciones samurái que superan los US$1.000 millones en el último mes, mientras que Bank of America Corp. vendió 110.000 millones de yenes de bonos denominados en yenes el 12 de mayo.

La prima de rendimiento de la deuda extranjera denominada en yenes promedió los 59 puntos básicos el miércoles, frente a 37 para las ventas nacionales, muestran los datos que reunió Nomura Holdings Inc. Los bancos europeos también están vendiendo bonos subordinados en yenes de más riesgo con cupones superiores al 1,7 por ciento que ayudan a las entidades de crédito a aumentar el capital.

La venta de samuráis de Société Générale fue la primera de magnitud desde que el Banco de Japón adoptó la política de tasas negativas en enero. El aumento del costo del canje de fondos en yenes por dólares desde el anuncio del Banco de Japón y la baja de los costos de otros mercados incidió en el mercado este año, indicó Bank of America Corp. en un informe esta semana.

“La continua expansión de los diferenciales base y la caída mundial de las tasas de interés, así como razones normativas, llevaron a que se redujera la emisión de bonos samurái”, escribieron los estrategas de Bank of America Merrill Lynch Kana Ichiki y Shuichi Ohsaki. “Nuestra opinión es que la emisión seguirá siendo baja”, este año, agregaron.