El nerviosismo de los inversores impactaba al cobre el lunes, que es visto como una medición de los mercados sobre la salud económica. (Foto: Reuters)
El nerviosismo de los inversores impactaba al cobre el lunes, que es visto como una medición de los mercados sobre la salud económica. (Foto: Reuters)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

El operaba este martes con pocos cambios, aunque los mercados de materias primas continuaban amenazados por la ausencia de una resolución en la entre y .

La disputa arancelaria entre las dos mayores economías del mundo no daba tregua este martes, ya que China advirtió a sus compañías en territorio norteamericano que podrían sufrir intimidación de autoridades en Washington.



"Se teme que la guerra comercial entre China y Estados Unidos dañe la economía global y lleve a una recesión", dijo Daniel Briesemann de Commerzbank. "Estos factores macro son los que tienen más influencia en los metales incluso si los fundamentos del mercado indican que los precios deberían subir", añadió.

El nerviosismo de los inversores impactaba al cobre el lunes, que es visto como una medición de los mercados sobre la salud económica. El metal rojo cayó ayer en la Bolsa de Metales de Londres (LME) a su menor nivel en cinco meses. Este martes cotizaba estable a US$5.845 por tonelada.

En tanto, el zinc referencial  subía 0,9% a US$2.492 por tonelada a las 1050 GMT, luego de haber caído a un mínimo desde el 14 de enero de US$2.448 por tonelada.

En tanto, el dólar bajó a un piso de tres semanas, ante una mayor expectativa de recortes de tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense (FED) que afectó a los rendimientos de los bonos del Tesoro. Además, la preocupación generalizada sobre el crecimieto mundial llevó a los inversores a tomar más refugio en el yen.

Entre otros metales de uso industrial, el aluminio sumaba 0,2% a US$1.779,50 por tonelada, mientras que el plomo saltaba 1,6% a US$1.838 y el estaño caía 1,4% a US$18.875. Finalmente, el níquel cedía 0,3% a US$11.845 por tonelada.