(Foto: Protisa)
(Foto: Protisa)
Redacción EC

Este lunes 22 de octubre, la realizó la primera oferta pública de un en el Perú, emitido por la empresa de productos de higiene y limpieza personal por S/100 millones. 

La emisión servirá para refinanciar proyectos sustentables en dos plantas de Protisa ubicadas Lima. En la planta de Cañete, la empresa ha trabajado en mejorar la eficiencia energética y el tratamiento de agua; mientras que en el de Santa Anita viene trabajando en el tratamiento sustentable del agua. 

Los bonos verdes son instrumentos financieros que se diferencian porque los ingresos obtenidos se utilizan exclusivamente para financiar o refinanciar, en parte o en su totalidad, proyectos nuevos o existentes que sean elegibles como "proyectos verdes".

Para obtener dicha clasificación se debe contar con una certificación de un auditor independiente que verifique que los recursos captados cumplen con los Principios de Bonos Verdes; ello mismo constituye la dificultad más grande para que las empresas emitan los Bonos Verdes, ya que la demanda de estos es alta, según el presidente del directorio de la BVL, Marco Antonio Zaldívar. 

"Cuando hay un Bono Verde todos corren, todos quieren estar en la inversión porque tienes que tener un portafolio que sea sustentable.(...) [Por ejemplo] las AFP son parte del programa de inversión responsable, que las obliga a invertir en productos o papeles sostenibles", comentó. 

Con la primera oferta pública de Bonos Verdes tras seis meses de haberse publicado la Guía para la emisión de Bonos Verdes en el Perú, Zaldívar espera que más empresas se interesen en colocar este instrumento, conociendo la alta demanda que tuvo esta primera colocación. 

"Ahora ya tienes alguien que salió a siete años, tiene este tipo de riesgo y esta tasa. Tú compárala con la otra y ya tienes un benchmark para comparar condiciones, tasas, plazos y ver si me conviene. Esperamos que esto sirva para que mas compañías lo hagan [emitan bonos verdes]", comentó. 

La emisión de bonos corporativos senior unsecured de Protisa fue a un plazo de 6 años. La tasa de emisión fue 6,62500%, representando un spread de 192 puntos básicos sobre la curva de referencia del gobierno. La demanda fue por más de S/360 millones, 3,6 veces el monto requerido, y destacaron las demandas de las AFP, compañías de seguros e inversionistas extranjeros.