Claro a Osiptel: "Nosotros cumplimos con la normativa vigente" - 1
Claro a Osiptel: "Nosotros cumplimos con la normativa vigente" - 1
Redacción EC

Durante una generación, AT&T y el negocio de telecomunicaciones del multimillonario mexicano Carlos Slim, colaboraron y crecieron para convertirse en gigantes de la industria al norte y sur del Río Bravo.

Ahora, los planes de AT&T Inc. para comprar en 48.500 millones de dólares DirecTV, el mayor operador de satelital en Estados Unidos, está rompiendo un vínculo con Slim que data de la década de 1990 y volviéndolos competidores.

AT&T dijo el domingo que vendería su participación del 8,4% en América Móvil -matriz de Claro-, la mayor fuente de ingresos de Slim, y retiraría a sus miembros del consejo de la empresa para evitar conflictos de interés con las operaciones de la televisora mexicana en América Latina.

Las noticias sobre la desinversión golpearon inmediatamente. Las acciones de América Móvil cayeron más de 5% durante operaciones en la mañana, borrando unos 3.500 millones de dólares de valor de la empresa, pero después recuperaron algo de terreno en operaciones hacia el final de la mañana y bajaban alrededor del 3 por ciento. A las 11:55 hora local (16:55 GMT), el índice IPC de la bolsa mexicana perdía un 0,60%.

El presidente ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, no perdió tiempo para dar a conocer que la relación había cambiado.

"Aprendí mucho de Carlos y, obviamente, Carlos y yo hemos hablado y él es un amigo muy querido, pero ahora va a ser un competidor, nosotros reconocemos eso y nos vamos", dijo Stephenson en una conferencia con inversionistas el lunes.

Un portavoz de América Móvil no quiso comentar sobre el acuerdo.

MÁS COMPETENCIA

Slim, quien fue el hombre más rico de 2010 a 2013, tiene cerca de 20 millones de suscriptores de televisión de paga en América Latina, compitiendo directamente con DirectTV -que tiene 18 millones-, especialmente en Brasil. Aún no se le permite entrar al mercado de TV de paga en México, en parte debido a los temores de que pueda aplastar a la competencia.

"Deshaciéndose de las acciones (de América Móvil), AT&T puede perseguir una estrategia más agresiva en América Latina", dijo el analista de BTIG Research Walter Piecyk en Twitter.

América Móvil domina el mercado de telecomunicaciones de México pero el Gobierno está realizando la mayor sacudida de la industria desde que Slim tomó control del ex monopolio estatal de telefonía Telmex a inicios de la década de 1990. Telmex fue absorbido por América Móvil en 2011.

Buscando reducir el control que tiene América Móvil sobre el 70% del mercado de telefonía móvil y el 80% del de líneas fijas, el Gobierno ha impuesto una serie de medidas tendientes a elevar la competencia y ha amenazado con la posibilidad de escindir a la empresa.

Las acciones de América Móvil tocaron un mínimo de casi cuatro años después de que el Gobierno presentó su reforma en marzo del 2013 y permanecieron muy por debajo de los niveles de mediados del 2012. La firma también tiene capital comprometido para tomar control de Telekom Austria.

INCURSIONES

Hay pocas compañías de telecomunicaciones con el poder financiero para enfrentar a Slim en México, donde ha resistido durante años con éxito los intentos para reducir su tamaño.

Una de esas empresas es AT&T, que ha tenido dos miembros, así como un ex ejecutivo en el consejo de administración de América Móvil, una conexión que se remonta a la adquisición de Telmex por parte de Slim.

En 1990, Slim compró una participación mayoritaria en Telmex con France Telecom y Southwestern Bell Corporation, que en 2005 se hizo cargo de su antigua matriz ArastT&T y con ella, su nombre.

Hoy, AT&T con sede en Texas es la empresa de telecomunicaciones más grande de América del Norte, mientras que su par mexicano es el más grande de América Latina.

En septiembre de AT&T dijo que usaría sus conexiones con la red de América Móvil para mejorar el acceso de los clientes corporativos en 15 mercados de América Latina como Brasil, México y Argentina.

Sin embargo, las dos compañías ya están compitiendo en los Estados Unidos, donde los negocios de TracFone Wireless de Slim tenían 25,5 millones de suscriptores a fines de marzo.

El analista Kevin Smithen, de Macquarie, dijo que América Móvil puede ahora tratar de hacer incursiones más profundas en el propio terreno de AT&T. "Creo que vamos a ver que América Móvil es ahora libre para entrar a Estados Unidos. Podríamos verlo tratar de asociarse con uno de los otros jugadores, ya sea Sprint, T-Mobile o Dish", dijo Smithen.