Imagen de archivo. Un empleado de la bolsa de Corea del Sur reacciona frente a un gráfico en Seúl, 11 de marzo de 2003. (Foto: REUTERS / Kim Kyung-Hoon)
Imagen de archivo. Un empleado de la bolsa de Corea del Sur reacciona frente a un gráfico en Seúl, 11 de marzo de 2003. (Foto: REUTERS / Kim Kyung-Hoon)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Dos de los principales actores en los mercados financieros están haciendo sonar las alarmas contra la complacencia en el . Después de los sólidos datos y múltiples inscripciones en el mercado bursátil observados en la primera semana de 2018, Citigroup Inc. y Pacific Investment Management Co. (Pimco) dijeron a clientes en los últimos días que todavía hay motivos para estar preocupados.

Si bien ambos coinciden en que hay algunas razones para el optimismo, mencionan factores geopolíticos, una eliminación del estímulo de los bancos centrales y el riesgo de un exceso de inflación como posibles catalizadores para el fin de la actual expansión económica y la exuberancia del mercado.

Los inversionistas muestran pocas señales de ansiedad en momentos en que las acciones mundiales se encuentran en niveles récord y las mediciones de volatilidad aún son moderadas. Si bien los activos de mayor riesgo han registrado ganancias adicionales en la primera semana de operaciones del año, Mark Schofield de Citi advirtió que la rentabilidad potencial de tales negociaciones está disminuyendo.

"Es demasiado pronto para proclamar el fin al mercado alcista en los activos de riesgo, pero el perfil de riesgo/recompensa se está deteriorando a medida que los rendimientos esperados alcanzan un máximo y la volatilidad comienza a aumentar. Los colocadores de activos deben sopesar dónde estamos en el ciclo de negocios y qué viene a continuación. El entorno ’Goldilocks’ (ricitos de oro) no puede durar para siempre; una meseta del crecimiento tendría un efecto más bajista que un repunte de la inflación".

Mientras tanto, Joachim Fels de Pimco apunta a las señales de que el crecimiento del empleo en Estados Unidos podría estar llegando a su punto máximo como una "muestra clara de que estamos alcanzando las últimas etapas del ciclo comercial", un hecho que también aumenta las posibilidades de una excesiva inflación.

Aun así, el mayor riesgo es: "Una exageración en materia monetaria por parte de los bancos centrales que parecen más ansiosos que nunca de escapar de los balances inflados y del temido límite inferior de las tasas de interés. Liderados por la Reserva Federal de EE.UU., la marea de la política monetaria mundial está cambiando y cuando la marea baje, descubriremos quién está menos preparado".

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS