(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)
Agencia Bloomberg

Grupo Goldman Sachs Inc., JP Morgan Chase & Co. y otros cuatro bancos de inversión están conspirando para controlar el mercado de préstamo de acciones que mueve más de US$1 billón (millón de millones), de acuerdo con una demanda federal.

La queja interpuesta por el sistema de pensiones de los empleados públicos del estado de Iowa, Estados Unidos (Iowa Public Employees Retirement System) y otros dos planes de pensión gubernamentales alega que los bancos están bloqueando un cambio a un sistema totalmente electrónico donde se pueden encontrar prestamistas y prestatarios de acciones sin necesidad de pagarle a los bancos como intermediarios.

En una venta en corto o al descubierto, los operadores venden acciones prestadas, anticipando que el precio caerá de modo que se pueden beneficiar al comprar los títulos de regreso más baratos para devolverlos a su dueño original.

"Los principales bancos de inversión están conspirando para preservar sus ganancias a expensas de los inversionistas regulares", dijo en un comunicado el abogado de los demandantes Michael Eisencraft, de la firma de Washington Cohen Milstein Sellers & Toll. Los inversionistas están buscando el pago de daños no especificados en el caso antimonopolio colectivo, lo cual podría triplicarse bajo la ley federal.

A los bancos se les acusa de frenar un cambio hacia un mercado electrónico que mejoraría la transparencia de precios y la competencia, y los eliminaría como intermediarios de las transacciones. El mercado de préstamos de acciones desempeña un papel vital en la economía de Estados Unidos, permitiendo cobertura contra riesgos, al tiempo que garantiza que los sistemas financieros funcionen de manera eficiente.

SERVICIOS AL CLIENTE

Los demandados también incluyen a Bank of America Corp., Morgan Stanley, Credit Suisse AG, y UBS AG. Representantes de todos los bancos se negaron a hacer comentarios.

Las entidades financieras suelen localizar las acciones que los clientes comerciales están buscando para vender en corto y se las prestan. El negocio se realiza a menudo a través de las unidades de corretaje prime de los bancos.

Aunque las firmas no divulgan las comisiones ganadas de préstamos de acciones, las divisiones de servicios prime en 12 de los bancos de inversión globales más grandes generaron US$17.400 millones en ingresos el año pasado, según la empresa de analítica Coalition Development Ltd.

La demanda intenta representar a todos los que han realizado una transacción de préstamo de valores con esas firmas desde enero de 2009.

Lea más noticias de Economía en...