Módulos Temas Día

Más en Mundo

¿Un Brexit sin acuerdo? Lo que puede suponer para Reino Unido

La libra tocó un mínimo de 11 meses frente al dólar el lunes y los operadores vincularon el retroceso en parte con la posibilidad de que no haya un acuerdo de divorcio

Brexit

El futuro del Brexit cada vez genera más dudas. (Foto: Reuters)

El futuro del Brexit cada vez genera más dudas. (Foto: Reuters)

El riesgo de que haya un "Brexit sin acuerdo" parece haber aumentado después de que el negociador de la Unión Europea (UE) rechazó el mes pasado elementos centrales de las propuestas de la primera ministra británica, Theresa May, para un nuevo pacto comercial.

El gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mark Carney, dijo el viernes que la posibilidad de que Reino Unido abandone la UE sin cerrar ningún acuerdo con Bruselas era "incómodamente alta". El ministro de Comercio, Liam Fox, ha situado las posibilidades en 60-40.

La oficina de May reiteró el lunes que creía que Reino Unido negociaría un buen trato, pero que "ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo".

La libra tocó un mínimo de 11 meses frente al dólar el lunes y los operadores vincularon el retroceso en parte con la posibilidad de que no haya un acuerdo de divorcio. La divisa se apreciaba modestamente el martes.

A continuación, algunas preguntas y respuestas sobre lo que podría significar un Brexit abrupto.

¿QUÉ PASARÁ SI REINO UNIDO Y LA UE NO LOGRAN ACUERDO?
Reino Unido forma parte de la Organización Mundial del Comercio, por lo que los aranceles y otras condiciones que rigen su intercambio económico con la UE se establecerían bajo las normas de la OMC.

Los aranceles de la UE son bastante bajos, con un promedio de alrededor del 5%, pero son más altos para algunas exportaciones británicas importantes, como los automóviles, que se enfrentarían a un gravamen del 10%.

Los exportadores podrían enfrentarse a otras barreras, como cumplir las normas de la UE para bienes como alimentos y productos eléctricos. Algunas exportaciones británicas podrían quedarse bloqueadas en la frontera de la UE.

Muchas firmas de servicios británicas, especialmente en la gigantesca industria financiera, probablemente se enfrentarían a más restricciones para hacer negocios en el bloque que en el acuerdo propuesto por May.

Según las reglas de la OMC, Reino Unido y la UE no podrían ofrecerse entre sí aranceles bajos, controles fronterizos rápidos o una estrecha cooperación en servicios, a menos que los ofrecieran a todos los estados miembros de la OMC.

La mayoría de los economistas dicen que cuanto más altas sean las barreras para comerciar con la UE, mayor será el impacto para Reino Unido.

El Instituto Nacional de Investigación Económica y Social dice que un Brexit sin acuerdo costaría a cada persona en Reino Unido 800 libras (unos 894 euros) al año más que el efecto de un "Brexit suave" por el que Reino Unido mantendría vínculos con la UE similares a los de Noruega. El plan de May costaría 500 libras por persona al año más que un "Brexit amable".

El impacto en la economía británica podría ser aún mayor si la inversión empresarial cae, lo que agravaría el lento crecimiento de la productividad, o si una caída en la inmigración provoca escasez de mano de obra.

Los partidarios de Brexit argumentan que las normas de la OMC ayudarían a la economía británica al facilitar a Londres cerrar sus propios acuerdos comerciales con países y regiones de crecimiento más rápido fuera de Europa.

Sin embargo, esto llevaría años y Reino Unido podría tener dificultades para conseguir en solitario términos favorables de países como Estados Unidos y China.

Ruth Lea, una economista pro-Brexit, dijo que las preocupaciones sobre los retrasos en la frontera eran exageradas, porque los países fuera de la UE normalmente declaran sus exportaciones online para acelerar su aprobación.

Los partidarios de Brexit también dicen que Reino Unido podría ahorrarse su factura de divorcio de la UE, estimada en unos 39,000 millones de libras, y gastar ese dinero en servicios públicos.

Cuando quedan menos de ocho meses de que Reino Unido salga de la UE, queda poco tiempo para negociar un acuerdo o para preparar a ambas partes para la posibilidad de que no haya acuerdo.

Cualquier Brexit desordenado corre el riesgo de provocar retrasos en las fronteras ante la eventual introducción repentina de nuevas reglas aduaneras.

El Gobierno británico está elaborando planes para almacenar medicamentos y productos hemoderivados antes de un posible Brexit sin acuerdo.

En el peor de los casos, Reino Unido saldría de acuerdos europeos como el de cielos abiertos entre la aviación de Estados Unidos y la UE, lo que posiblemente causaría caos en el transporte. Las operaciones de derivados financieros se enfrentarían a incertidumbres legales.

Los ciudadanos de la UE en Reino Unido y los ciudadanos británicos en la UE se arriesgarían a perder la residencia y otros derechos. 

Tags Relacionados:

Unión Europea

Reino Unido

Brexit

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada