China ya comenzó a aumentar las compra de productos estadounidenses para sentar las bases para la firma de un acuerdo comercial de fase uno. (Foto: AP)
China ya comenzó a aumentar las compra de productos estadounidenses para sentar las bases para la firma de un acuerdo comercial de fase uno. (Foto: AP)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

apunta a comprar al menos US$20.000 millones en productos agrícolas en un año si firma un acuerdo comercial parcial con y consideraría aumentar aún más las compras en futuras rondas de conversaciones, dijeron personas familiarizadas con el asunto a Bloomberg.

Los US$20.000 millones llevarían a las importaciones de productos agrícolas estadounidenses a estar alrededor del nivel de 2017, antes de que EE.UU. comenzara a imponer aranceles.

En el segundo año de un posible acuerdo final, cuando se eliminen todos los aranceles punitivos, las compras podrían ascender a US$40.000 o US$50.000 millones, dijeron los voceros que pidieron no ser nombrados.

Las fuentes no dijeron cuándo comenzaría el primer año o desde cuándo China comenzaría a contar las importaciones agrícolas hacia los US$20.000 millones.

Las dos naciones están trabajando actualmente en los detalles de un acuerdo limitado, después de conversaciones en Washington a principios de este mes en las que Estados Unidos acordó no aumentar los aranceles en octubre y dijo que China acordó aumentar las compras y otras concesiones.

Si las negociaciones van bien, y el presidente podrían reunirse en Chile el próximo mes para firmar el acuerdo. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que cualquier acuerdo sobre cuestiones estructurales vendrá en dos fases adicionales.

El Ministerio de Comercio de China no respondió de inmediato a un fax en busca de comentarios sobre compras agrícolas.

Cabe señalar que China ya comenzó a aumentar las compras para sentar las bases para la firma de un acuerdo de fase uno.

Beijing emitió exenciones por 10 millones de toneladas de compras de soja esta semana. Asimismo, está considerando aprobar una cantidad adicional de 4 o 5 millones de toneladas de granos, incluidos trigo, maíz y sorgo, según las fuentes que no proporcionaron volúmenes específicos para cada producto.