(Foto: Twitter|EFE)
(Foto: Twitter|EFE)
Juan Carlos Odar Zagaceta

(Unidad de Análisis Económico) Stefan Szymanski, codirector del Centro Michigan de Gestión del Deporte de la Universidad de Michigan y autor del libro Soccernomics, sostiene que se puede anticipar los resultados de partidos entre selecciones a partir de tres criterios.

Estos son: el (a mayor población hay un universo mayor de jugadores para elegir), el (a mayor nivel del mismo, es de esperarse que el país cuente con mejor infraestructura y acceso de servicios de salud, lo que generaría un mayor rendimiento de los jugadores) y la tradición futbolística.

A partir de estas premisas, la Unidad de Análisis Económico de El Comercio realizó un modelo que intenta anticipar los resultados de la Copa América.



Para ello, las variables que se utilizaron fueron la población, el PBI per-cápita (ajustado por paridad de poder de compra) y el cambio en la posición del desde agosto del año pasado, después del Mundial de Rusia.

Luego se ordenaron los países de acuerdo con cada variable de modo descendente o ascendente. Así, registrar mayor población, mayor PBI per-cápita y mayor ganancia de puntaje en el ranking FIFA frente al rival otorga un “gol”, por cada variable, para un país, siempre que no ocupen posiciones adyacentes. De ser este el caso, no se generan anotaciones para dicho criterio.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

Con esta ecuación, , sin , terminaría como líder del Grupo A cómodamente, ganando sus tres partidos, mientras que Bolivia quedaría eliminado.

En el segundo lugar estarían empatados Perú y Venezuela. El partido entre ambos países culminaría, bajo los criterios en mención, con un empate a 1.

La convierte un gol por PBI per cápita; no suma anotación -y tampoco la recibe- por quedar en posición contigua a Venezuela en densidad de población; y recibe un tanto por haber perdido puntos en el ranking FIFA en los últimos meses, mientras que Venezuela escaló.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

De este modo clasificarían Brasil y Venezuela, mientras que Perú accedería a la segunda ronda como uno de los mejores terceros.

La sorpresa del grupo B la daría Catar, que ganaría sus tres partidos. Ello se debe no solo a que tiene largamente el mayor PBI per cápita entre los países participantes en la Copa (incluído Japón), sino a que –a pesar de su rezagada posición en el ranking FIFA, donde apenas supera a Ecuador y a Bolivia- es el país participante que en el último año ha logrado el mayor incremento de puntos en la clasificación.

El segundo lugar se lo disputarían Colombia y Argentina, pero considerando que tanto la evolución reciente de su economía como la de su puntaje en el ranking han sido superiores al país presidido por Mauricio Macri, la clasificación la obtendría y compañía.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

En el grupo C, Uruguay sería eliminado en primera ronda, por ser el país de menor población (aunque usualmente dicha limitación no se condice con el caso uruguayo) y el de mayor caída en la puntuación FIFA a lo largo del último año. En principio, este grupo es el que se plantea más parejo y los clasificados serían Japón, Chile y Ecuador.

CUARTOS DE FINAL

De este modo, los partidos de la segunda vuelta serían los siguientes: Brasil vs. Ecuador, Colombia vs. Venezuela, Catar vs. Chile y Japón vs. Perú.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Según los criterios considerados, el partido más ajustado sería el Catar vs. Chile. Sin embargo, resultarían clasificando a las semifinales los asiáticos. Los otros semifinalistas serían Brasil, Colombia y Japón, que truncaría los sueños de y compañía.

FASES FINALES

Los dos partidos resultantes darían enfrentamientos entre países del mismo continente, lo que daría pie a encuentros bastante disputados: Brasil vs. Colombia y Catar vs. Japón.

En el primer caso, Brasil tiene una pequeña ventaja frente a Colombia, sobre todo por la población (y de manera puntual, también por ser local). En el enfrentamiento entre invitados, el triunfo se lo llevaría Japón, pero ajustadamente. Dados estos desarrollos, la se la llevaría Japón

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Sin embargo, en el fútbol no hay lógica, por lo que este pronóstico debe considerarse como un escenario probable, pero no cierto. En todo caso, esperemos que se trate de un torneo entretenido y que los partidos respondan a las expectativas.