A medida que las cifras por el nuevo coronavirus continúan aumentando, con más de 31.000 infectados y cientos de muertos, el impacto en la industria global también se extiende. (Photo by NOEL CELIS / AFP)
A medida que las cifras por el nuevo coronavirus continúan aumentando, con más de 31.000 infectados y cientos de muertos, el impacto en la industria global también se extiende. (Photo by NOEL CELIS / AFP)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Menos de un mes después de la crisis de salud que comenzó en , las perturbaciones a las cadenas de suministro aparecen en todo el mundo, desde fabricantes de automóviles hasta productores de teléfonos y compañías de energía.

A medida que las cifras por el nuevo continúan aumentando, con más de 31.000 infectados y cientos de muertos, el impacto en la industria global también se extiende.

Toyota Motor y Honda Motor ampliaron los cierres en sus plantas de China más allá de las festividades del Año Nuevo Lunar, mientras que la fabricante de iPhone Foxconn advirtió a sus empleados mantenerse lejos de sus instalaciones en Shenzhen, un centro tecnológico que se encuentra a más de mil kilómetros del epicentro del brote en Wuhan.

Y en un drama que cautiva a los mercados de productos básicos, dos de las mayores compañías energéticas de Europa rechazaron una fuerza mayor china en los contratos de gas natural licuado.

CIERRE DE HUBEI

Los fabricantes de automóviles son particularmente vulnerables a las perturbaciones. La ahora cerrada provincia de Hubei es el cuarto centro de fabricación de automóviles más grande de China.

Los cierres de fábricas causan una caída en las ventas en el mercado automotor del país, el más grande del mundo: incluso antes del brote, las ventas se dirigían a una tercera disminución anual consecutiva sin precedentes.

Los fabricantes de automóviles son particularmente vulnerables a las perturbaciones.
Los fabricantes de automóviles son particularmente vulnerables a las perturbaciones.

“Varios proveedores de componentes en Wuhan y la provincia de Hubei ya han dejado claro a sus clientes que no podrán entregar piezas debido a controles, cierres de plantas y otros efectos secundarios relacionados con el brote”, dice la firma de investigación LMC Automotive en un informe.

Los efectos se están extendiendo más allá de las fronteras de China. El martes, la surcoreana Hyundai Motor Co. se convirtió en la primera fabricante mundial de automóviles en detener la producción fuera de China debido a la escasez de componentes causada por el virus.

Y el jueves, Fiat Chrysler Automobiles NV dijo que podría tener que cerrar temporalmente una planta europea en dos o cuatro semanas si la situación empeora.

CAPITAL TECNOLÓGICO

Las ondas están llegando al corazón del capital tecnológico de China. Hon Hai Precision Industry Co., la fabricante de iPhone conocida como Foxconn, dijo a sus empleados en sus instalaciones de Shenzhen que no regresen a trabajar cuando el receso extendido del Año Nuevo Lunar finalice el 10 de febrero, según un memorando obtenido por Bloomberg News.

La moratoria representa un esfuerzo extremo por parte del socio más importante de Apple Inc. para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

La base principal de fabricación de iPhone de Foxconn está más al norte de Zhengzhou, pero la costa de Shenzhen sirve como su sede central en China y la mayoría de las decenas de miles de empleados que trabajan allí son extranjeros. La compañía, además, ensambla una pequeña cantidad de iPhone en esa instalación.

Hon Hai recortó su perspectiva para el 2020 esta semana, al anticipar interrupciones en la cadena de producción cuidadosamente calibrada de Apple, así como una menor demanda del consumidor y crecimiento económico general.

La moratoria representa un esfuerzo extremo por parte del socio más importante de Apple Inc. para frenar la propagación del nuevo coronavirus. (Photo by Philip FONG / AFP)
La moratoria representa un esfuerzo extremo por parte del socio más importante de Apple Inc. para frenar la propagación del nuevo coronavirus. (Photo by Philip FONG / AFP)

Como el empleador privado más grande de China y un socio clave para muchas de las marcas de consumo más reconocidas del mundo, Foxconn se ha convertido en un símbolo de alto perfil de la manera en que el brote podría interrumpir la fabricación china y, por lo tanto, el suministro mundial de productos electrónicos fabricados en el gigante asiático.

Una disputa entre los productores de energía también ha estallado como resultado de la agitación. China National Offshore Oil Corp. trató de salirse de contratos para comprar gas natural licuado con el argumento de que el virus limitaba su capacidad de recibir el suministro: un argumento que Royal Dutch Shell Plc y Total SA rechazaron, según personas con conocimiento del asunto.

Si bien es probable que CNOOC cancele la entrega de las primeras cargas, los proveedores probablemente buscarán una compensación de la empresa china, dijeron las personas, quienes pidieron no ser identificadas porque el asunto es privado.

—Glosado.