Trump dijo que muchas instituciones mentales de Estados Unidos cerraron en las décadas de 1960 y 1970 y que sus pacientes salieron a las calles. (Foto: AFP)
Trump dijo que muchas instituciones mentales de Estados Unidos cerraron en las décadas de 1960 y 1970 y que sus pacientes salieron a las calles. (Foto: AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El déficit del presupuesto federal de EE.UU. alcanzará los US$960.000 millones en el año fiscal 2019 y el billón (1.000.000 millones) de dólares en 2020, según los pronósticos publicados este miércoles por la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, en sus siglas en inglés).

Este organismo no partidista había proyectado una deuda presupuestaria de US$896.000 millones para 2019 y US$892.000 millones para 2020 en su anterior cálculo divulgado en mayo, pero nuevas medidas legislativas, como el paquete para financiar el muro con México, han hecho más grande la brecha.

► 

► 

Asimismo, el acuerdo presupuestario alcanzado por el presidente de EE.UU., , y los demócratas del Congreso agregará 1,7 billones de dólares al déficit a lo largo de los próximos 10 años, según la CBO.

Por otro lado, la multimillonaria reforma fiscal aprobada en 2017 por el presidente estadounidense, Donald Trump, que incluyó notables disminuciones de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores, rebajó el nivel de recaudación del Gobierno.

De acuerdo a expertos, el déficit presupuestario generalmente se reduce cuando el desempleo es bajo y en períodos sostenidos de crecimiento económico, pero actualmente EE.UU. está creciendo más de lo esperado.

La Oficina Presupuestaria del Congreso también calculó que el déficit federal se expandirá 800.000 millones más de lo esperado en 10 años, por lo que la deuda nacional llegará a niveles no vistos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

"Ahora se espera que los déficits sean mayores de lo previsto. Para poner la deuda en un curso sostenible, los legisladores tendrán que hacer cambios significativos en las políticas fiscales y de gasto", apuntó la CBO en su informe.

A pesar del aumento de las previsiones del déficit presupuestario, Trump aseguró este martes que está evaluando la posibilidad de recortar los impuestos aplicados a los salarios en EE.UU., después de que las alarmas sobre una posible recesión económica en el país se encendieran la semana pasada.

"He estado pensando en los impuestos sobre la nómina durante mucho tiempo. A muchas personas les gustaría ver eso", señaló ayer Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

La CBO también pronosticó que para fines de la próxima década la deuda federal total de Estados Unidos será aproximadamente igual a la economía o el PIB de toda la nación.