Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Mundo

Disputa comercial entre EE.UU. y China se profundiza 

China dijo en un comunicado que se veía obligado a tomar represalias, lo que significa que importaciones estadounidenses por US$34.000 millones se enfrentarán también a tarifas del 25%

Año 2017

Xi Jinping, presidente de la República Popular de China.(Foto: Reuters)

Los aranceles impuestos por Estados Unidos sobre bienes chinos por valor de US$34.000 millones entraron en vigor el viernes, y como Pekín aseguró que respondería de inmediato con medidas similares, las dos mayores economías mundiales dieron un giro hacia una guerra comercial total. 

Poco después de la expiración del plazo, el Ministerio de Comercio de China dijo en un comunicado que se veía obligado a tomar represalias, lo que significa que importaciones estadounidenses por valor de US$34.000 millones -incluidos autos y productos agrícolas- se enfrentarán también a tarifas del 25%.

“China prometió que no dispararía el primer tiro, pero para defender los intereses nacionales fundamentales y el interés de la gente no tiene otra elección que contraatacar como sea necesario”, señaló el ministerio en un comunicado.

La cartera calificó las acciones de Washington como “una violación de las reglas comerciales mundiales”, asegurando que “comenzó la guerra comercial a más grande escala de la historia económica”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el jueves que finalmente podrían imponerse aranceles sobre bienes chinos con valor de más de US$500.000 millones, o casi el total importado desde China el año pasado.

“Podemos decir probablemente que la guerra comercial ha empezado oficialmente”, dijo Chen Feixiang, profesor de economía aplicada en la Shanghai Jiaotong University. “Si se queda en US$34.000 millones tendrá un efecto marginal en ambas economías, pero si sube a 500.000 millones como dijo Trump, entonces tendrá un gran impacto para ambos países”.

Trump ha cargado contra Pekín por el robo a la propiedad intelectual, sus barreras a la entrada de empresas estadounidenses y el déficit comercial de US$375.000 millones que tiene Estados Unidos con China.

Guerra comercial

Estados Unidos y China tenían meses en las escaramuzas previas de una guerra comercial. (Foto: Getty Images)

Durante la escalada del conflicto, China ha buscado posicionarse como un defensor del libre comercio, pero los medios estatales elevaron sus críticas contra Trump el viernes.

“En efecto, el gobierno de Trump se está comportando como una banda de matones al chantajear a otros países, sobre todo a China”, dijo el diario estatal China Daily en un editorial en inglés el viernes. “Parece que su descontrol tendrá un impacto profundamente dañino en el panorama económico global en las próximas décadas, a no ser que los países se opongan juntos”.

Aunque no se espera que la fase inicial de los aranceles tenga un gran impacto económico inmediato, el temor es que una batalla prolongada dañe a los fabricantes y a los importadores de los bienes afectados, en un revés para el comercio, la inversión y el crecimiento global.

Funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos tenían previsto recaudar aranceles del 25% a una gama de productos que va desde los vehículos a motor, unidades de almacenamiento informático, partes de bombas, válvulas e impresoras y otros componentes industriales.

Los gravámenes chinos a cientos de bienes estadounidenses incluyen destacadas exportaciones como la soja, el sorgo y el algodón, lo que amenaza a los productores agrícolas que apoyaron a Trump en la elección de 2016, como Texas y Iowa. 

bolsas asiaticas

Imagen de archivo. Un empleado de la bolsa de Corea del Sur reacciona frente a un gráfico en Seúl, 11 de marzo de 2003. (Foto: REUTERS / Kim Kyung-Hoon)

Reuters

ACCIONES CHINAS
Las acciones de China recuperaron pérdidas el viernes y cerraron al alza, pero extendieron una serie de declives semanales tras la entrada en vigor de los aranceles de Washington sobre las importaciones chinas, lo que intensificó la disputa comercial entre las dos mayores economías del mundo.

​El yuan, en tanto, se debilitaba frente al dólar.

El índice referencial CSI300 cerró con un alza del 0,7%, pero cayó un 4,2% en la semana, en su quinta pérdida semanal consecutiva.

El índice compuesto de Shanghái terminó con un avance de 0,5% después de bajar a cerca de mínimos de dos años en la sesión de la mañana. En la semana, cayó un 3,5 %, en su séptima semana consecutiva de pérdidas.

Los participantes del mercado dijeron que algunos inversores estaban comprando acciones baratas tras la ola de ventas de esta semana, pero que el mercado seguía enfrentando incertidumbres significativas.

“El humor se mantiene bien en Asia hoy, lo que refleja que los aranceles de US$34.000 millones sobre productos ya habían sido considerados”, dijo Frances Cheung, jefe de estrategia macroeconómica de Asia de Westpac en Singapur. “Ahora, a ver si hay algo inesperado... durante el fin de semana”, agregó.

Analistas dijeron que las perspectivas para las acciones seguían siendo inestables.

El yuan chino se debilitaba levemente y cotizaba a 6,6515 unidades por dólar.

“El mercado ya se ha digerido (la noticia de la implementación de tarifas)”, dijo Ken Cheung, analista de divisas asiáticas de Mizuho Bank en Hong Kong. “A menos que haya una escalada, es poco probable que el yuan tenga una disminución considerable”, añadió.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ