Papelera Panamericana destinará US$500 mil para reforzarse
Papelera Panamericana destinará US$500 mil para reforzarse
Redacción EC

(El Mercurio/GDA) Una nueva concertación de precios de , que fabrica marcas como Elite y Babysec. Esa fue la reveladora acusación que ayer denunció ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) el abogado de SCA Chile, José Joaquín Ugarte Vial, socio del estudio Ugarte, Ried y Correa.

Según Ugarte, la concertación de precios se dio entre CMPC y D&S, ex controlador de la cadena de autoservicios Lider, y se sustenta en un acuerdo comercial que "está para enmarcarlo, para llevarlo al museo". Ugarte Vial explicó que con el documento, vigente entre septiembre de 2003 y diciembre de 2005, CMPC controlaba los precios de todos los productos de la categoría tissue en D&S, incluidos los de Pisa, marca de SCA. "Manejaba los precios de Pisa a nuestras espaldas. CMPC definía las fechas de alza. Señoría, establecía calendarios. Esto es impresionante", acusó el profesional.

Ugarte Vial señaló que CMPC también controló ilícitamente el mercado de las marcas propias que estaban arribando al mercado nacional a través de esta colusión con D&S y las despotenció en forma inmediata. El abogado de SCA Chile también manifestó que con el acuerdo anticompetitivo, CMPC le pagó a D&S la suma de US$ 6,2 millones. Ugarte Vial indicó que esto se generó por el rechazo que, en su momento, efectuó Pisa para subir el precio de su producto Acuenta tras una petición de CMPC. "Si no pudieron con el competidor, se fueron con la 'madre del cordero', que en ese momento era D&S. Era el retailer más grande del país", sostuvo el abogado.

Uno de los aspectos centrales de la defensa de la compañía sueca SCA a lo largo del juicio se ha sustentado en que la colusión habría comenzado en marzo de 2006 y habría finalizado en 2011, descartando la tesis de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y de CMPC de que el acuerdo anticompetitivo se habría extendido entre 2000 y 2011. En línea con ello, Ugarte Vial afirmó que el acuerdo colusorio comenzó en 2006, debido a que antes de ese año el acuerdo vigente era el que tenían con D&S y no con SCA Chile. A su vez, Ugarte afirmó que uno de los objetivos de la CMPC era sacar a Pisa del mercado de los productos tissue .

El profesional insistió en defender la tesis de que SCA Chile fue forzada por CMPC Tissue para coludirse en el mercado del tissue. Ugarte Vial acusó que el período de la colusión fue una de las etapas más difíciles para la compañía, en términos económicos. Asimismo, el abogado de la firma de capitales suecos se preguntó: "¿Quién acuerda voluntariamente una colusión si los resultados económicos serán peores que antes? Va contra toda lógica".

Asimismo, pidió al tribunal que exima a SCA Chile de toda multa y que se tenga a la empresa como la primera delatora del caso por la coacción de que fue objeto por parte de la Papelera, según aseguró Ugarte.