El informe del gobierno estadounidense indicó que en todo el año la economía añadió 2.09 millones de empleos. (Foto: AP)
El informe del gobierno estadounidense indicó que en todo el año la economía añadió 2.09 millones de empleos. (Foto: AP)

La economía estadounidense creó muchos más empleos de lo previsto en enero, gracias sobre todo a los sectores de la construcción y la salud, pero registró un leve aumento de la tasa de desempleo, anunció este viernes el Departamento de Trabajo de .

En el primer mes del año se crearon 225.000 empleos, bastante más de los 164.000 que preveían los analistas. El dato supera ampliamente los 147.000 empleos creados en diciembre.

La subió en 0,1 puntos porcentuales hasta el 3,6%, pero el incremento se debe a que más de 183.000 personas se incorporaron a la población activa.

Esos datos, que muestran el mayor aumento de la creación de empleos desde enero del año pasado, son una buena noticia para el presidente , que tiene en la buena situación de la economía estadounidense su mejor baza para ser reelegido en noviembre.

El informe del gobierno estadounidense ajustó los datos correspondientes a 2019 e indicó que en todo el año la economía añadió 2,09 millones de empleos, comparado con 2,11 millones que había calculado en el informe anterior.

La mayor economía del mundo ha añadido un promedio de 211.000 empleos en los tres meses pasados, una aceleración de contratos si se compara con los datos de los seis meses anteriores.

Las remuneraciones de los trabajadores subieron en enero 7 centavos hasta los US$28,44 por hora.

El índice de desempleo es uno de los elementos más favorables de la economía estadounidense, cuyo crecimiento se ralentizó en el tercer trimestre del pasado año a un ritmo anual del 2,1%, después de haber crecido un 3,1% entre enero y marzo y un 2% en el segundo trimestre del año.