De ganar las elecciones presidenciales, Evo Morales gobernaría hasta el 2025 (Photo by Angela Weiss / AFP).
De ganar las elecciones presidenciales, Evo Morales gobernaría hasta el 2025 (Photo by Angela Weiss / AFP).
Redacción EC

Este domingo 20 de octubre se llevarán a cabo las elecciones presidenciales en , donde el mandatario aspira ser reelegido por cuarta vez de manera consecutiva. De alcanzar dicho objetivo, gobernará hasta el 2025.

Bolivia llega a la elección enfrentando grandes desafíos, los cuales quedaron expuestos en el ránking de competitividad global 2019 publicado la semana pasada por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). En esta lista, el país latinoamericano se ubica en el puesto 107 entre 141 países. Además, ocupa el antepenúltimo puesto en la región, el cual es liderado por Chile.

Para construir el ránking, el WEF mide 12 pilares distintos. En todos estos, Bolivia se posiciona por debajo de la media tabla.

TRES MEJORES PUESTOS

Los tres pilares donde Bolivia ocupó una mejor posición son en el sistema financiero, adopción de tecnologías de la información y la comunicación, y estabilidad macroeconómica.

En el pilar “sistema financiero”, Bolivia tiene una calificación de 58 puntos de 100, y se ubica en el puesto 79. En tanto, en “adopción de tecnologías de la información y la comunicación”, obtiene 51,4 puntos y ocupa la casilla 81.

En “estabilidad macroeconómica", el país obtiene su tercer mejor puntaje (74,2) entre los 12 pilares evaluados, posicionándose en la casilla 88. Cabe mencionar, que entre las variables revisadas en este pilar, Bolivia tiene puntaje perfecto (100 sobre 100) en inflación y se ubica, junto con otros 88 países, en el primer lugar.

Bolivia tiene puntaje perfecto en inflación.
Bolivia tiene puntaje perfecto en inflación.

TRES PEORES PUESTOS

El pilar en el que Bolivia se encuentra en una peor posición es en “mercado laboral”, donde ocupa la casilla 135 con un puntaje de 46,1, según el WEF. Entre los subíndices que se evalúan para este indicador, el país ocupa el puesto 140 en flexibilidad y 110 en meritocracia.

En el pilar “instituciones”, Bolivia se posiciona en el puesto 134 con un puntaje de 38,5. Entre los ocho subíndices que se evalúan para este indicador, el país ocupa el puesto 139 en “derechos de propiedad”.

En “mercado de productos”, Bolivia se encuentra en el puesto 128 con una calificación de 44,5. Siendo el subíndice “competición doméstica” donde apenas tiene una puntuación de 38,2.