Jerome Powell, presidente de la Fed, brindó hoy una conferencia de prensa en donde dio los anuncios en política monetaria. (Foto: AFP)
Jerome Powell, presidente de la Fed, brindó hoy una conferencia de prensa en donde dio los anuncios en política monetaria. (Foto: AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

La Reserva Federal () de Estados Unidos anunció este miércoles un nuevo recorte de tasas de interés de un cuarto de punto, el tercero consecutivo, hasta dejarlos entre el 1.5 % y el 1.75 %, en plenos temores de desaceleración económica global y en el país.

Jerome Powell, presidente de la FED, brindó hoy una conferencia de prensa en donde dio los anuncios en política monetaria.

El anuncio de la Reserva Federal tras su reunión de dos días se tomó con 8 votos a favor y 2 en contra.

Pese a la decisión, la entidad subrayó que la economía estadounidense “todavía está creciendo a un ritmo moderado”.

Apuntó, además, que se tomará una pausa para "evaluar la evolución económica" y ver "el rumbo apropiado" del rango de tipos de interés.

La próxima reunión de la Reserva Federal, la última del año, tendrá lugar a mediados de diciembre.

La bajada de tipos, la tercera en sus últimas tres reuniones consecutivas, se produce después de que se conociese esta mañana la continuada ralentización de la economía con una tasa anualizada en el tercer trimestre del año del 1,9%, después del 3,1% en el comienzo del año y 2% en el segundo trimestre.

La economía estadounidense, no obstante, ha dado señales dispares sobre su estado.

Por un lado, el mercado laboral mantiene su solidez, con una tasa de desempleo por debajo del 4 %, en niveles no vistos en medio siglo; mientras que la inflación sigue contenida y por debajo de la meta anual del 2 % marcada por la Fed.

Por otro, la guerra comercial desatada con China por el proteccionismo comercial del presidente estadounidense, Donald Trump, ha aumentado la preocupación entre los empresarios, con multimillonarios aranceles tanto a la exportación como a la importación.

Aunque el pasado 11 de octubre EE.UU. y China llegaron a un acuerdo parcial para rebajar las tensiones en su disputa comercial, que se prolonga ya más de 15 meses, aún se mantienen aranceles multimillonarios a importaciones de ambos países.