FED de EE.UU. mantuvo el ritmo de recorte de su compra de bonos
FED de EE.UU. mantuvo el ritmo de recorte de su compra de bonos

La  miró el miércoles más allá de un débil dato de crecimiento de Estados Unidos en el primer trimestre y ofreció una evaluación altamente positiva de las perspectivas de la economía estadounidense, al anunciar otro recorte a su masivo programa de compras de bonos.

Los últimos informes "indican que la actividad de crecimiento económico se ha recuperado recientemente, tras haberse desacelerado fuertemente durante el invierno, en parte por las adversas condiciones climáticas", dijo la FED en su comunicado al concluir el miércoles una reunión de dos días.

"El gasto familiar parece estar creciendo con mayor rapidez", agregó, aunque dijo que la inversión de las empresas "ha bajado".

La Fed dijo que reducirá sus compras mensuales de bonos a US$45.000 millones desde los US$55.0000 millones, una decisión ampliamente esperada por los mercados y que mantiene al banco central rumbo a poner fin al programa de estímulo tan pronto como en octubre. La medida se tomó por unanimidad.

Horas antes de que se divulgara el comunicado, el Gobierno reportó que la economía creció a apenas una tasa anual del 0,1% en el primer trimestre, pero la FED vinculó sus esperanzas en otros datos recientes que han sugerido que repunta la actividad.

De hecho, el comunicado fue más positivo que el de su anterior encuentro de política monetaria del 19 de marzo. En aquel momento, la FED destacó que la actividad se había desacelerado, pero dijo que severas condiciones climáticas se habían desarrollado en varias regiones del país.

"Lo que la FED está diciendo es que se ignore esta cifra del primer trimestre porque no refleja la fortaleza subyacente de la economía", dijo Phil Orlando, jefe estratega del mercado de valores con Federated Investors en Nueva York.

Tras la decisión, las acciones mantuvieron sus ganancias mientras que los precios de la deuda el Gobierno estadounidense bajaron levemente. El valor del dólar se mantuvo estable contra el euro y el yen.

RECORTE CONSTANTE

La Fed ha reducido ahora sus compras mensuales de bonos en una cifra acumulada de US$40.000 millones en cuatro ocasiones seguidas.

El recorte gradual busca cerrar una era en la que la hoja de balance del banco central se cuadruplicó a más de 4,2 billones de dólares mediante tres programas diferentes de compras de bonos lanzados para enfrentar la crisis financiera y la recesión y el consecuente lento crecimiento.

El proyectado fin del programa de compra de bonos abona el camino para una serie de decisiones de política monetaria esperadas para el próximo año sobre cuándo y cómo reducir la hoja de balance y, más importante, cuándo avanzar hacia una tasa de interés por encima del nivel de casi cero en que se mantiene desde fines del 2008.

La segunda reunión de política monetaria de Janet Yellen como presidenta de la Fed no ofreció una nueva orientación sobre las tasas. La Fed ha dicho que mantendrá el objetivo de su tasa entre cero y 0,25 por ciento "por un periodo de tiempo considerable" después de que termine el programa de compras de bonos, una cita que repitió el miércoles.

Analistas esperaban pocos cambios en este encuentro, ya que el comité de política monetaria de la FED ingresó a lo que podría ser un patrón estable a medida que cierra su programa de compras de bonos y debate cuándo será conveniente subir las tasas de interés. Los inversores esperan actualmente un alza de las tasas a mediados del próximo año.

Con pocas señales de inflación y un desempleo marcando una tasa aún alta del 6,7 por ciento, Yellen ha dicho que la economía permanece altamente "floja" y que se necesita mantener bajas las tasas de interés.