En una entrevista con la cadena CNBC, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Peter Navarro, se pronunció acerca de Huawei. (Foto: EFE)
En una entrevista con la cadena CNBC, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Peter Navarro, se pronunció acerca de Huawei. (Foto: EFE)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

dijo que otorgaría licencias para que las empresas exporten productos a Technologies Co. pero no eliminará al gigante tecnológico chino de una lista negra de exportación, a medida que se reanudan las conversaciones entre las dos mayores economías del mundo.

El Departamento de Comercio "emitirá licencias donde no exista una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos”, aunque Huawei continuará sometida a controles de exportación, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, el martes en Washington.

► 
► ► 

La medida aclara los comentarios del presidente de que permitiría a las empresas estadounidenses reanudar el suministro de algunos de sus productos a Huawei, después de reunirse con su homólogo chino Xi Jinping en Osaka, Japón, el mes pasado. Los principales negociadores de ambos países hablaron por teléfono el martes por primera vez desde que los dos líderes acordaran una .

"Dentro de esos límites, trataremos de asegurarnos de que no transferimos los ingresos de Estados Unidos a empresas extranjeras", dijo Ross. "Huawei continúa en la Lista de entidades, y el anuncio no cambia el alcance de los artículos que requieren licencias del Departamento de Comercio, ni la presunción de negación".

Al igual que Trump y otros altos cargos estadounidenses, Ross no concretó plazos ni detalló lo que constituye una amenaza para la seguridad nacional. La Lista de entidades a menudo se reserva para regímenes no autorizados y compañías asociadas a fin de evitar el flujo de artículos de origen estadounidense a estos países.

Incluso antes del anuncio de Trump en Osaka, varios proveedores estadounidenses, entre ellos Micron e Intel Corp., ya habían reanudado la venta de ciertos productos a Huawei después de concluir que existen formas legales de evitar la prohibición.

Los fabricantes de chips están aprovechando ciertas excepciones a las restricciones contra las exportaciones. Si, por ejemplo, menos del 25% de la tecnología de un chip es de origen estadounidense, según la normativa actual el procesador podría quedar exento de la prohibición.