Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Mundo

Inflación: ¿Por qué Amazon es más relevante que la FED?

El rol de la compañía estadounidense de comercio electrónico podría estar volviendo irrelevante el papel de la Reserva Federal de EE.UU., según Forbes

Amazon

"La mejor razón para que la Fed eleve las tasas de interés es para que pueda recortarlos cuando ocurra la próxima crisis financiera", apuntó el economista de Forbes, Peter Dohan.

AFP

Actualmente, el mundo económico está pendiente las decisiones que pueda tomar la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) con respecto al incremento de los intereses. Sin embargo, "esta obsesión es excesiva, ya que el poder para controlar la inflación ha cambiado de la Fed a Amazon", según el economista de Forbes, Peter Dohan. 

"Esto no quiere decir que la Reserva Federal sea completamente irrelevante; después de todo, es crucial en caso de una crisis financiera, ya que puede inundar la zona con miles de millones instantáneos para evitar que la economía implosione", comenta. 

Pero gracias a Amazon, los aumentos de precios para artículos que no sean alimentos y energía se han mantenido tan pequeños que la mejor razón para que la Fed eleve las tasas de interés es para que pueda recortarlos cuando ocurra la próxima crisis financiera, afirma el economista, presentando en seguida las tres razones por las que la institución financiera estaría siendo opacada por Amazon:

1. PARTICIPACIÓN EN EL GASTO MINORISTA

Amazon captura más del 40% del gasto en línea, según un panel de cinco millones de compradores de EE.UU., organizado por Slice Intelligence. "[Amazon] elige qué categorías lidera y coincide con los precios al verificar electrónicamente miles de sitios web al día", señalaron.

El gasto del consumidor representa dos tercios del crecimiento del PBI y la participación de las compras en línea en el gasto minorista se ha más que duplicado en los últimos nueve años. Según la Oficina del Censo, el 3,6% de las ventas minoristas que se realizaron en línea en el tercer trimestre de 2008, representaron el 9,1% del gasto minorista en el trimestre más reciente.

"Más de la mitad de las ventas de libros, música, videos y DVD se realizan en línea", según la firma de análisis de datos minoristas Boomerang Commerce Inc. Las ventas de artículos deportivos y electrónicos se están acercando a ese nivel, según la institución.

2. REGATEANDO CON LOS CONSUMIDORES

Amazon canaliza muchas de las fuerzas que cambian la rentabilidad inherente de una industria, como la que exprime la rentabilidad del comercio minorista, afirmó Dohan.

"Por ejemplo, como Wal-Mart, Amazon tiene una escala significativa y una cadena de suministro eficiente que presiona a los proveedores a bajar sus precios, y Amazon termina pasando este costo a los consumidores de forma selectiva. Esto reduce los márgenes de ganancia de Amazon y los de los minoristas, tanto de ladrillos naturales como de variedades virtuales", sostuvo.

Pero Amazon también hace algo que Wal-Mart no hizo en sus tiendas, afirmó: proporciona a los consumidores más información sobre los precios actualizados, lo que permite más compras a mejor valor.

Antes de que Amazon se hiciera prominente, el poder de negociación de Wal-Mart con los proveedores y su eficiente cadena de suministro era lo suficientemente fuerte como para presionar a los precios al consumidor a la baja.

Hoy, los teléfonos inteligentes y la transparencia de los precios en línea significan que "es el consumidor el que ahora tiene un extraordinario poder de compra", dijo Rick Rieder, director de inversiones de Global Fixed Income para BlackRock.

3. AMAZON AYUDA A REDUCIR LOS SALARIOS DEL PAÍS

El factor clave que impulsa la inflación es cuánto más se les paga a las personas. A pesar del bajo desempleo, las tasas de trabajo apenas se han movido, con aumentos anuales que rondan el 2% a pesar de una tasa de desempleo del 4,1%.

Si no fuera por el aumento en los precios de la vivienda, la atención médica y la matrícula universitaria, se esperaría que los costos de vivienda aumenten en un 3,5% en 2018, desde un 3,2%, y los precios de los servicios médicos aumenten un 2,8% en 2018, frente al 1,9% en 2017. La presión a la baja que Amazon está colocando en los precios de los artículos del consumidor, haría que estos aumentos sean más llevaderos.

Pero resulta que Amazon está contribuyendo a su propio modo a limitar los aumentos salariales. En los últimos nueve años, Amazon ha aumentado drásticamente el número de sus empleados y sus ingresos, mientras que sus ventas por empleado y el salario promedio se han desplomado.

¿Cómo es eso? En 2007, los ingresos de Amazon totalizaron US$14,8 mil millones, emplearon 17.000 y sus gastos de operación y administración fueron de aproximadamente US$1.9 mil millones. En 2016, esas cifras fueron mucho más altas (US$136 mil millones, 341.400 y US$27,3 mil millones) a tasas anuales compuestas de 27,9%, 39,6% y 34,5%, respectivamente.

La presión a la baja que Amazon pone sobre los precios parece estar amortiguando los aumentos salariales para todas las empresas que compiten con el minorista en línea.

Si Amazon pudiera agregar vivienda, atención médica y educación superior a su cartera de productos y servicios, las preocupaciones sobre la inflación podrían extinguirse, al menos mientras los rivales de Amazon puedan sobrevivir.

Lea más noticias de Economía en…

Tags Relacionados:

Forbes

FED

Amazon

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada