¿Cómo evitar que clonen, roben tu tarjeta de crédito o débito?
¿Cómo evitar que clonen, roben tu tarjeta de crédito o débito?
Redacción EC

El 54% de los tarjeta-habientes de la región y el Caribe ya utilizan una tarjeta de pago inteligente (con chip), según cifras difundidas por , y se llega a superar los 471 millones de tarjetas colocadas si se incluye a en el grupo. El porcentaje de adopción y el número total de usuarios es casi la mitad de lo alcanzado en otros continentes, pero mantiene un ritmo de crecimiento acelerado gracias al "despertar" de variedad de mercados. Entre esos mercados emergentes estamos nosotros los peruanos, porque para fin de año todos los bancos locales estarán obligados a solo emitir tarjetas inteligentes y dejar de entregar tarjetas de banda magnética (sin chip).

En Latinoamérica son los grandes mercados como y los que han marcado la evolución a esta tecnología a lo largo de los últimos seis años, aunque también existen mercados más pequeños como el Venezolano que han logrado un 100% de penetración en dos años, refiere Emilio Vázquez, gerente de marketing regional de

El caso venezolano es especial, afirma Vázquez, porque la migración a la con mayor nivel de seguridad (con chip) se dio forzada por una ley que fijó un plazo aplicable a todos los clientes de todos los bancos sin ningún tipo de excepción.

En México fue diferente, añade, porque cada institución fue eligiendo si preferían ir migrando a los usuarios por categorías de consumo (crédito primero, débito después) y tuvieron casi una década para montar el cambio tecnológico. En Brasil, agrega, las migraciones se fueron haciendo por zonas. "¿Existe una fórmula secreta, la mejor forma de lograrlo? No. Es muy relativo al ecosistema de cada país, pero una vez iniciado el cambio no puede darse vuelta atrás o detenerse porque los clonadores de tarjetas empiezan a concentrar sus ataques en las zonas que quedan sin cubrir", advierte.

Los que hoy se encuentran ante el reto de migrar a sus usuarios tienen la experiencia de sus propios pilotos y de los procesos vividos por sus vecinos para aplicar en los procesos, añade. "Lo importante es que cuiden bien la planificación del proceso de migración y que se brinde una adecuada información al usuario sobre cómo los impacta el uso de esta nueva tecnología", señala.

TERMINALES LISTOS
Tal como informara recientemente, casi el 100% de los comercios de Lima está preparados para recibir clientes que utilizan tarjetas con chip, pero en términos de cajeros electrónicos la migración todavía no llega al 50%. 

Vázquez asegura que es normal que los cajeros electrónicos sean los últimos en ser reemplazados porque la inversión requerida para ello es bastante mayor. Aun cuando una tarjeta con chip puede costar 50% más que una sin chip, se habla de montos decenas de veces menores a los requeridos para los cajeros.

A nivel regional, según EMVCo, tenemos 7,1 millón de terminales adaptados para leer estas tarjetas, los cual refleja una penetración del 84,7%. Mercados más desarrollados en este tipo de consumo como el europeo llegan a un 99%.