Manufactura
Manufactura
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

El porcentaje para los trabajadores de la mundial se ha reducido sustancialmente en este siglo y los que más ganan se llevan una porción más grande del pastel salarial, según la Organización Internacional del Trabajo (). 

Una nueva investigación de la OIT muestra que las personas de bajos ingresos en las economías avanzadas se han visto particularmente afectadas y que solo el 10% de los trabajadores recibe casi la mitad del salario mundial. El 20% más bajo gana menos del 1% del total.  




Los hallazgos encienden aún más el tema candente de la desigualdad, en el que se culpa a la brecha entre los que tienen y los que no tienen por la ira contra el capitalismo y el surgimiento de políticos populistas como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En un informe publicado el jueves, la OIT descubrió que entre el 2004 y el 2017, la proporción de salarios de la clase media, definida aquí como el 60% de los trabajadores de nivel medio, disminuyó de 44,8% a 43%. Al mismo tiempo, el 20% que más recibe aumentó su remuneración promedio de 51,4% a 53,5%.

Asimismo, la OIT calcula que un incremento de 1% de la proporción del 5% de mayor salario se asocia con un descenso de 1,6% para el percentil más bajo.

"La evolución de la distribución del salario laboral entre el 2004 y 2017 sigue un patrón tipo ’palo de hockey’", señaló. "Pérdidas sustanciales para la clase media y media baja y grandes ganancias para la parte superior".

Encontró evidencia de este patrón en países como Alemania, EE.UU. y el Reino Unido.

En total, el porcentaje de los ingresos para los trabajadores está disminuyendo. En América, cayó 1,6 puntos porcentuales entre 2004 y 2017, mientras que en Europa la caída fue de más de 2 puntos porcentuales. Eso implica que una mayor parte de la remuneración total se asignó al capital, explicó.