La Cámara de Comercio de Estados Unidos en China dice que Pekín "se pondrá los pies en la tierra" después de las alzas de los aranceles en los Estados Unidos. (Foto: AP)
La Cámara de Comercio de Estados Unidos en China dice que Pekín "se pondrá los pies en la tierra" después de las alzas de los aranceles en los Estados Unidos. (Foto: AP)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

Las tensiones entre y están a punto de complicarse, ya que la Organización Mundial de Comercio () iniciaría una investigación sobre los aranceles de US$250.000 millones que el presidente impuso a los productos chinos.

El lunes, el árbitro de con sede en Ginebra iniciaría una investigación respecto a si los aranceles de Estados Unidos son incompatibles con el requisito de que todos los miembros de la OMC se den el mismo trato arancelario, como afirma China.

► 

► 

La investigación llega en un momento delicado entre las dos economías más grandes del mundo. La nueva ronda de negociaciones comerciales se realizará el 30 de enero y si no se llega a un acuerdo antes del 1 de marzo, el gobierno de Trump ha amenazado con elevar la tasa arancelaria en US$200.000 millones en productos chinos de 10% a 25%.

"Este caso de la OMC es especialmente importante porque se ocupa de la cuestión legal internacional central en la conducción de Estados Unidos de su con China", dijo en un correo electrónico James Bacchus, ex congresista demócrata y ex jefe del órgano de apelación de la OMC. "Creo que estos aranceles de EE.UU. son incompatibles con las obligaciones de la OMC, pero los sucesores del órgano de apelación de la OMC tendrán que decidir".

AMENAZA EXISTENCIAL
La OMC ya enfrenta una amenaza existencial por una suspensión que Estados Unidos ha otorgado a las nuevas nominaciones de jueces de apelación. A falta de reformas, el ala de toma de decisiones de la organización tendrá muy pocos jueces para decidir sobre los casos para fines de año. Esta nueva investigación podría antagonizar aún más a EE.UU., que considera que la OMC cruza los límites de su autoridad.

Esta es la segunda solicitud de China para que se realice una investigación sobre el tema, la primera fue vetada por Estados Unidos el mes pasado.

China no esperará una resolución a la investigación en el corto plazo debido a un retraso en el sistema de solución de diferencias de la OMC. Hasta el momento, se han iniciado 23 disputas contra la actual administración de EE.UU., incluida una investigación de la UE sobre aranceles aplicados a las importaciones de aluminio y acero.

"Estas tensiones comerciales no solo son una amenaza para el sistema, son una amenaza para toda la comunidad internacional", señaló Roberto Azevedo, director general de la OMC, en un panel en Davos el 24 de enero. "Los riesgos son muy reales y habrá impactos económicos".

PROPIEDAD INTELECTUAL
El caso llega al corazón del conflicto comercial entre Estados Unidos y China porque Trump dice que los aranceles son necesarios para contrarrestar una supuesta campaña china para robar la propiedad intelectual estadounidense.

Por su parte, China alega que los aranceles estadounidenses infringen la disposición de la nación más favorecida de la OMC porque las medidas no brindan el mismo trato arancelario que Estados Unidos ofrece a las importaciones de todos los demás miembros de la OMC.

Estados Unidos afirma que los aranceles quedan fuera del alcance de la OMC porque abordan cuestiones comerciales que no están cubiertas específicamente por las normas de dicha organización.