Indecopi: papeleras podrían evitar resarcir a consumidores
Indecopi: papeleras podrían evitar resarcir a consumidores
Redacción EC

EFE.- La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) de multó hoy con 185.000 millones de pesos (unos US$60,6 millones) a las empresas Kimberly, Familia, Papeles Nacionales y Cartones y Papeles de Risaralda por fijar "artificialmente" el precio de los papeles suaves.

Al dar a conocer la decisión, la Superintendencia señaló en un comunicado que las compañías incurrieron, "durante más de una década (2000-2013), en una conducta concertada, continuada y coordinada para fijar artificialmente el precio de los papeles suaves en Colombia", en lo que configuró como una "cartelización empresarial".

Los papeles suaves incluyen el papel higiénico, las servilletas, las toallas de cocina y los pañuelos para manos y cara, agregó el organismo encargado de regular la competencia en el país, que calculó en "cerca de 1,2 billones de pesos (unos 393 millones de dólares)" las ventas anuales de ese sector en el país.

Según el informe, las multas "no superan" el 15% de los ingresos operacionales anuales de estos fabricantes.

La sanción incluye además a 21 directivos (funcionarios y exfuncionarios) de las cuatro empresas "por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado la conducta violatoria de la libre competencia económica", agregó la información.

La investigación contra el llamado "cartel del papel higiénico" se inició en 2013, explicó la Superintendencia, y precisó que Kimberly y Cartones y Papeles de Risaralda colaboraron como "delatoras", confesaron su participación en ese grupo y aportaron documentación.

"El cartel empresarial de precios tuvo su génesis con la participación de Kimberly y Familia en el año 2000", que actuaron como precursores y los integrantes "más activos y protagónicos", detalló el comunicado, según el cual Papeles Nacionales se sumó a la estructura en 2001 y Cartones y Papeles de Risaralda en 2003.

La SIC advirtió que el "cartel empresarial sancionado" operaba "como una verdadera estructura encubierta, destinada a burlar o violar el régimen de protección de la libre competencia económica, utilizando incluso, apodos o seudónimos para identificar a las empresas participantes".

Detalló igualmente que las firmas "interiorizaron la cartelización" como "parte de su dinámica empresarial, al punto de ser activamente promovida y patrocinada desde las más altas esferas" entre sus empleados, incluso con "participación de los gerentes generales" de las compañías, quienes fueron sancionados.

La Superintendencia precisó que le concedió a Kimberly, "en su condición de primer delator", la exoneración del 100 % del pago de la multa, al tiempo que a Cartones y Papeles de Risaralda, como "tercer delator", le rebajó en un 30 % la sanción.

A su vez a Familia, que actuó como segundo delator, se le otorgó una "reducción a la multa impuesta", sin que se precisaran detalles al respecto. 

TAGS RELACIONADOS