El modelo sugerido propone crear tres comités que supervisen los nombramientos corporativos, las remuneraciones de sus directivos y las auditorías internas. (Foto: Reuters)
El modelo sugerido propone crear tres comités que supervisen los nombramientos corporativos, las remuneraciones de sus directivos y las auditorías internas. (Foto: Reuters)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El grupo automovilístico francés anunció este jueves que ha alcanzado un acuerdo sobre su representación en la nueva gobernanza del fabricante japonés , lo que abre la puerta a que dé su visto bueno en el voto sobre esa reforma corporativa.

"El grupo Renault acoge con satisfacción la decisión de Nissan de otorgar a los dos representantes de Renault un puesto en los comités del Consejo de Nissan, que se presentarán en la Asamblea General de Accionistas el próximo 25 de junio", indicó en una nota remitida a la agencia EFE.


El acuerdo "confirma el espíritu de diálogo y de respeto mutuo que existe en el seno de la alianza", concluyó la firma gala.

La reforma busca generar un modelo corporativo con contrapesos que aseguren una fuerte dirección de Nissan, pero la abstención de Renault, propietario del 43.4% de su capital, impediría que ese cambio reciba los dos tercios de los apoyos necesarios.

El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, afirmó el pasado 12 de junio en la Asamblea General de su grupo en París que su compañía decidió echarse atrás al enterarse de la intención de Nissan de que el consejero delegado, Thierry Bolloré, no estuviera en uno de los tres comités de gobernanza.

Ya entonces avisó de que bastaría con que la firma nipona cambiara de opinión, como así ha sucedido, para que ellos se pronunciasen a favor.

El nuevo esquema en la gobernanza de Nissan fue recomendado por una comisión independiente que recibió el encargo de revisar a fondo las estructuras de poder, en medio de las quejas de los directivos nipones sobre la concentración de poder que tenía el exdirectivo Carlos Ghosn cuando estaba al frente de Nissan Motor.

El modelo sugerido propone crear tres comités que supervisen los nombramientos corporativos, las remuneraciones de sus directivos y las auditorías internas, para evitar cierto descontrol interno que fue atribuido a la gestión de Ghosn.

Ghosn, en libertad bajo fianza en Japón, fue detenido en noviembre pasado en Tokio por supuestas irregularidades fiscales. El escándalo hizo que primero fuera cesado como presidente de Nissan y de Mitsubishi y que posteriormente dimitiera como máximo ejecutivo de Renault.