Módulos Temas Día

Más en Mundo

Los riesgos que enfrenta la economía mundial en 2018

Los riesgos para cualquier economía están siempre a la vuelta de la esquina

economia mundial

Uno de los principales riesgos es que el financiamiento se haga más difícil. (Getty Images)

Algunos pueden ser más difíciles de anticipar que otros, como es el caso de una guerra, el colapso repentino de los mercados financieros o un desastre natural de grandes proporciones.

Otras veces, hay señales que alertan a los economistas de potenciales amenazas y ello hace posible hacer previsiones a corto y medio plazo.

De cara a 2018, son varios los organismos internacionales que han elaborado listados de los riesgos que hay en el horizonte para la economía mundial.

Pese a que se prevé una tasa de crecimiento global de 3,1% este año, hay incógnitas que persisten y riesgos latentes.

Estos son algunos de los riesgos que proyectan para 2018 expertos consultados por BBC Mundo que se dedican a analizar la evolución de la economía mundial:

► Carlos Arteta, economista líder del Grupo de Perspectivas Globales de Desarrollo del Banco Mundial (BM)

wall street

Podría haber una baja de los mercados internacionales tras una época de ganancias y poca volatilidad. (Getty Images)

Endurecimiento abrupto de las condiciones internacionales de financiamiento. Este riesgo podría materializarse si los mercados financieros reevalúan la velocidad a la que los bancos centrales de las economías avanzadas normalizarán sus políticas monetarias, por ejemplo, si la inflación en estas economías aumenta más de lo previsto.

Rápido reajuste en los mercados bursátiles. Este riesgo ha aumentado debido a los muy altos niveles registrados en las bolsas de valores más importantes del mundo, así como a las bajísimas tasas de interés a nivel mundial, condiciones que podrían cambiar abruptamente y generar tensión financiera.

Incremento de las restricciones al comercio. Este riesgo ha aumentado por las inclinaciones proteccionistas en algunas de las economías más importantes, como Estados Unidos.

Aumento de la incertidumbre en materia de política económica. Cambios drásticos en el manejo de la economía podrían afectar las decisiones de inversión.

Aumento de las tensiones geopolíticas. Un recrudecimiento de estas tensiones, por ejemplo, en la península coreana o en el Medio Oriente, podría minar la confianza y perjudicar la actividad económica.

► José Juan Ruiz, economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

banco mundial

Hay riesgos geopolíticos, como la tensión con Corea del Norte. (Getty Images)

Riesgos geopolíticos y de estabilidad de las instituciones y de las reglas globales. Por ejemplo, qué ocurrirá con la Organización Mundial del Comercio, el NAFTA, o una escalada de tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, o entre Estados Unidos y China. No estamos en zona de burbuja, pero sí hay un aumento de riesgos geopolíticos.

Caída en el crecimiento de la productividad, tanto en los países desarrollados como emergentes. Me refiero a la productividad en el sentido de la forma en la que combinamos las nuevas tecnologías, el capital y el trabajo. Hay un crecimiento menor del que teníamos en el pasado. El mundo todavía no sabe cómo utilizar las nuevas tecnologías en los sistemas productivos. Y el otro elemento que influye es el envejecimiento de la población.

La sorpresa inflacionaria. Ahora hay un consenso amplio en el mundo de que estamos en una etapa de inflaciones estructurales bajas, con condiciones monetarias muy amables, con mercados exuberantes que han creado riqueza financiera con poca volatilidad. Esto ha provocado una sincronización de la recuperación. Ahora, si la inflación sube en Estados Unidos (que es lo que se espera), habría alzas en la tasa de interés y cambiaría el escenario.

Aumento en los altos niveles de endeudamiento del sector privado y de los países en muchas partes del mundo. Eso implica que algunos de los recursos que se destinan a inversión o a transferencias sociales, serán destinados a pagar el mayor costo de la deuda.

Hay un dilema moral. Las empresas tienen que apostar al bien común y no solamente a los dividendos de los accionistas. Esto no es un riesgo, pero plantea la pregunta de cómo las empresas pueden tener legitimidad ante sociedades más cansadas con el aumento de la desigualdad. Yo creo que este debate puede tener un efecto importante.

► Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

economia mundial

La desigualdad amenaza la sustentabilidad económica y social. (Getty Images)

Cambio climático. Este es el mayor desafío que estamos enfrentando. El calentamiento global, los desastres naturales, la escasez de agua y la contaminación podrían dejar a 122 millones de personas en la extrema pobreza, adicionalmente a las que hoy están en esa situación.

Creciente desigualdad. El aumento de la desigualdad de ingresos y la polarización social son consecuencias adversas de la hiperglobalización, especialmente en el mundo desarrollado. Hoy existen ocho personas que concentran una riqueza similar al 50% más pobre de la población mundial. La desigualdad amenaza la sustentabilidad económica y social del actual paradigma de desarrollo y sus costos amenazan el bienestar, la inversión y la innovación.

Disminución de la confianza en la democracia. Una cultura basada en privilegios transforma las diferencias en desigualdades. Estas tensiones sociales, combinadas con la incertidumbre han debilitado la confianza pública en las instituciones democráticas.

Crisis del multilateralismo. Los largos y persistentes desequilibrios de cuenta corriente, junto a los cambios de localización de empresas y el empeoramiento de las condiciones laborales, han llevado a un resurgimiento del proteccionismo en muchos países. Esto, combinado con ineficientes negociaciones comerciales, han debilitado el sistema multilateral internacional.

Desigual impacto de la disrupción tecnológica. Más del 40% de la humanidad todavía está desconectada, no participa, ni tiene voz en la nueva economía digital. Así como las nuevas tecnologías redefinen los productos y los mercados laborales, la desigual distribución y el consumo de esas tecnologías, afectan el crecimiento y crean nuevas desigualdades.

economia mundial

La economía mundial podría crecer 3,1% este año.(Getty Images)

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada