Shell corta gastos y se prepara para consolidar compra
Shell corta gastos y se prepara para consolidar compra
Redacción EC

Royal Dutch Shell PLC anunció que de momento no hará nuevas inversiones en Rusia debido a la crisis de ese país con Ucrania.

El director financiero Simon Henry dijo que la empresa, la mayor de Europa, seguirá supervisando sus presentes operaciones y cooperará en cualquier sanción impuesta a Rusia por las potencias occidentales. Empero, en medio de la incertidumbre, no participará de momento en nuevos proyectos.

"No creo que de momento acudamos con nuevas inversiones (en Rusia)", dijo Henry en una conferencia tras anunciar el balance de la empresa en primer trimestre.

Shell dijo anteriormente que sus planes incipientes para extraer gas de las pizarras bituminosas en Ucrania han quedado en suspenso.

Mientras tanto, Henry defendió la reunión que mantuvo este mes el director general de Shell, Ben van Beurden, y el presidente ruso Vladimir Putin, indicando que no debería ser interpretada como una toma de posición de la empresa en la crisis de Ucrania.

En el 2006, el gobierno ruso obligó a Shell a ceder su posición puntera en el proyecto de las islas Sajalín a la empresa estatal Gazprom.

Sobre sus ganancias netas, Shell dijo que sufrieron una contracción del 45% tras abaratar el valor de sus refinerías en Asia y Europa.

La empresa indicó que sus beneficios netos bajaron a US$4.510 millones (3.2700 millones de euros) de US$8.180 millones en el mismo periodo hace un año. La contracción a una devaluación de las refinerías de US$2.290 millones, especialmente la de Bukom, en Singapur.

Con la eliminación de varias cargas y fluctuaciones en el precio del crudo, Shell dijo que sus beneficios bajaron un 3%. Su filial productora aumentó sus ganancias a US$5.710 millones de US$5.650 millones, mientras que su filial refinadora vio contraer sus beneficios a US$1.580 millones de US$1.850 millones.