Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Mundo

TLCAN tendrá que esperar hasta después de viaje de EE.UU. a China

Las conversaciones no se completarán antes del 1 de mayo, fecha de expiración de una exención temporal para Canadá y México de los aranceles a los metales impuestos por EE.UU.

Qué hay en juego en el intento de Trump de renegociar TLCAN

Un impulso para un lograr acuerdo tentativo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en los próximos días no fue suficiente a pesar de los avances realizados en temas clave. Los ministros no volverán a reunirse hasta después del viaje de una delegación comercial de Estados Unidos a China.

El representante de Comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, se reunió nuevamente el viernes en Washington con la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, y el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo. Tras la reunión, Guajardo y Freeland destacaron que se habían logrado avances y que más partes de un TLCAN revisado están casi listas.

Guajardo dijo que los tres ministros se reunirán el próximo 7 de mayo, una vez que Lighthizer regrese de China, y las conversaciones técnicas con funcionarios de nivel inferior continuarán hasta entonces. Freeland dijo no habrá un acuerdo antes de la próxima reunión ministerial.

Eso significa que las conversaciones del TLCAN no se completarán antes del 1 de mayo, fecha que había planteado los funcionarios como objetivo dado el viaje a China y la expiración de una exención temporal para Canadá y México de los aranceles a los metales impuestos por EE.UU. Las autoridades estadounidenses habían vinculado la exclusión de los gravámenes a las importaciones de acero y aluminio a la finalización con éxito de un acuerdo sobre el TLCAN.

Tanto Guajardo como Freeland restaron importancia al riesgo de verse afectados por los aranceles a los metales y declinaron entregar algún indicio de qué garantías les dio la administración Trump. México, por su parte, insinuó que podría tomar represalias.

"El embajador Lighthizer sabe muy claramente nuestra posición y cómo tenemos que reaccionar si se impone alguna medida contra México", dijo Guajardo a los periodistas el viernes en Washington. El sector del acero norteamericano es "fuerte" y "no será lo mejor para ningún país ser tratado como el resto del mundo", indicó.

"MUY BUEN PROGRESO"

México planea tomar represalias si EE.UU. permite que los aranceles al acero y el aluminio entren en vigor y ya tiene una lista de productos estadounidenses que gravaría, incluidos artículos que cree que son políticamente sensibles en EE.UU., según una persona al tanto de la estrategia de la nación, quien pidió no ser identificada refiriéndose a un plan que no se ha hecho público.

El problema del acero y el aluminio es "una vía completamente separada" del TLCAN, dijo Freeland el viernes. "Creemos que no hay justificación alguna para aranceles o cuotas al acero o el aluminio canadiense como una consideración de seguridad nacional", dijo la ministra, y agregó que en general "esta ha sido una semana de progreso muy sólido, muy positivo, muy bueno".

La oficina del representante de Comercio de EE.UU. no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Más allá de los obstáculos a corto plazo del viaje a China y los aranceles a los metales, se está acabando el tiempo para lograr un acuerdo en principio del TLCAN. En México, se acercan las elecciones del 1 de julio, y los plazos establecidos en las leyes comerciales de EE.UU. implican que se debe alcanzar un acuerdo este mes para que logre ser aprobado por el Congreso actual, que es el objetivo de Lighthizer.

Freeland describió un progreso de dos vías antes de la reunión del 7 de mayo: reuniones de funcionarios de menor nivel en lo que dijo que ahora se considera "una negociación continua", mientras que el personal de nivel político celebrará consultas con las industrias y las partes interesadas sobre los acontecimientos de esta semana.

Los negociadores están llegando a acuerdos sobre capítulos del TLCAN, incluidos aquellos relacionados con las barreras técnicas al comercio, las empresas estatales, los servicios financieros y el medio ambiente, según Guajardo.

"Con un pequeño esfuerzo adicional, podemos terminar y sacarlos del camino", dijo, reiterando que México no se apresurará a firmar un mal acuerdo. "Tendremos un acuerdo cuando la calidad del acuerdo sea buena para los tres países".

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada