Los valientes spots que muestran a las 'nuevas' familias
Los valientes spots que muestran a las 'nuevas' familias
Redacción EC

Más allá del debate respecto a si el nuevo comercial de San Fernando representa o no un apoyo público al proyecto de unión civil entre personas del mismo sexo que se debate en el Congreso, la realidad es que es un comercial que busca generar empatía al mostrar los cambios que se están dando en las familias peruanas.

En ese sentido, se inscribe -aunque de una manera menos explícita- en la tradición impuesta por marcas norteamericanas que en los últimos dos años han tenido la valentía de mostrar sin tapujos a familias formadas por personas de diferentes razas o del mismo sexo, cosechando controversia pero también conquistando las preferencias de los consumidores que tienen una mentalidad más abierta.

1. Cheerios

En mayo del 2013, la marca de cereales Cheerios despertó la indignación de los sectores más conservadores en Estados Unidos al retratar con total naturalidad a una pareja de padres formada por un hombre negro y una mujer blanca.

La avalancha de críticas fue tal que tuvo que desactivar los comentarios de su portal en Youtube. Pero no todo fue negativo. La semana después de emitir el comercial, la exposición de la marca en medios online creció un 77%. 

Un año después la familia regresó, esta vez para aparecer en un comercial en el Super Bowl, el evento de mayor rating en la televisión en Estados Unidos. 

2. Coca-Cola

En su comercial del Super Bowl de este año, en febrero, la marca de gaseosas más valiosa del mundo decidió incluir a una pareja de padres homosexuales en su retrato de lo que hace a Estados Unidos un país hermoso. 

La imagen de los dos hombres patinando con su hija generó el rechazo de los conservadores. La controversia también se centró en que la tradicional canción que acompaña el video fue traducida a nueve idiomas distintos, lo cual fue interpretado como un apoyo a la inmigración ilegal por grupos con tendencias nacionalistas. 

3. Honey Maid

En marzo pasado, la marca de galletas Honey Maid, de Nabisco, también tocó una fibra sensible de los conservadores norteamericanos porque incluía en su spot a una pareja de padres homosexuales alimentando a su bebé. 

"Hoy celebramos a todas las familias. Desde las mamás que trabajan hasta las que tienen dos mamás, desde los padres que cuidan del hogar hasta los padres solteros, desde los hijos adoptados hasta los hijos nacidos a través de un vientre de alquiler. Honey Maid reconoce que la realidad de las familias ha cambiado, pero las conecciones que todas las familias comparten perduran", decía la compañía. 

La campaña también se destacó por la manera en que lidió con los comentarios negativos. En vez de responderlos agresivamente, pidió a dos artistas que los utilizaran para enviar un mensaje positivo. Ellas escribieron la palabra "Amor" (Love) con las impresiones, incidiendo en la idea de que eso es lo que verdaderamente convierte a un grupo de personas en familia, no que se ajusten al esquema tradicional de mamá, papá e hijos.