Viajes en cruceros, la nueva apuesta de Richard Branson
Viajes en cruceros, la nueva apuesta de Richard Branson
Redacción EC

(Bloomberg).- El multimillonario británico , líder del  y famoso por revolucionar la industria de las aerolíneas, al incorporar la opción de masajes en sus paquetes de vuelo y perseguir la promesa del turismo espacial, ahora apunta a la generación joven con una nueva apuesta: 

El magnate adelantó que la línea Virgin Cruise encargará por primera vez sus tres primeros barcos, que serán entregados el 2020, con el fin de transportar a 4.200 pasajeros y tripulantes de la empresa italiana Fincantieri SpA. 

Sigue a Portafolio también en 

Los cruceros por el Caribe durarán alrededor de siete días y apuntarán a un público que, según refiere Branson, no han llegado las industrias colosales de entretenimiento, como Carnival Corp.

“Sabemos cómo crear algo que, es de esperar, llevará a millones de personas que actualmente no hacen cruceros, que nunca soñaron con hacer un crucero, a probarlos”, dijo Richard Branson.

Virgin Group apuesta porque su marca atraiga a pasajeros que conforman la generación del milenio, personas que nacieron entre 1980 y 2000. El pasajero actual de un crucero tiene 49 años, está casado y posee ingresos anuales de US$114.000, según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros con sede en Washington.

“Hay un segmento del mercado que hoy no está atendido”, indicó el presidente de Virgin Cruise ,Tom McAlpin. Las compañías que tratan de atraer a todos los segmentos de la sociedad “se esfuerzan por ser todo para todos y, al fin de cuentas, no brindan nada específico”.

La orden de compra de barcos de Virgin Group suma “menos de US$2.000 millones”, dijo Branson, sin dar detalles de cómo se financiará la adquisición. El contrato definitivo se firmará con Fincantieri de Trieste, Italia, en el cuarto trimestre, informó Virgin.

La compañía actualmente no busca ampliar sus operaciones a China, donde, según otras compañías de cruceros, hay más potencial de crecimiento que en los Estados Unidos.

“Apuntamos al mercado norteamericano”, señaló McAlpin. “Es un mercado grande con mucha capacidad sin explotar. Pescamos donde hay peces”, finalizó.

TAGS RELACIONADOS